¡Todos a casa! Cataluña cierra fronteras y anuncia un nuevo confinamiento municipal

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Cataluña vuelve hacia atrás e impondrá nuevas restricciones para abordar la pandemia del Covid-19, en crecimiento y descontrolada desde el Puente de la Constitución y, especialmente, a raíz de las Navidades. Por eso, desde el 7 de enero (después de Reyes) y durante 10 días, en el territorio habrá un confinamiento municipal los siete días de la semana, solo podrá abrir el comercio de menos de 400 metros cuadrados (excepto los fines de semana, que tan solo levantará la persiana el comercio esencial, como las farmacias o las tiendas de alimentación).

Además, vuelven a cerrar los centros comerciales, solo estarán permitidas las actividades al aire libre y se suspenden las actividades extraescolares (salvo las que se hagan en grupos burbuja) y de ocio. Las escuelas abrirán como estaba previsto, el lunes 11 de enero. Pero las actividades deportivas solo estarán permitidas si se realizan al aire libre, lo que supone el cierre de los gimnasios.

La restauración y la cultura, sectores muy sacudidos por la crisis económica derivada del Covid, se quedan como hasta ahora: bares y restaurantes seguirán abriendo, al 30% de aforo, de 7.30 a 9.30 y de 13 a 15 horas, y cines, museos, teatros, auditorios o salas de exposiciones, con un aforo del 50%.

El Govern de la Generalitat ha anunciado estas nuevas restricciones en Cataluña para hacer frente al repunte de casos de coronavirus. "Necesitamos tomar nuevas medidas. 10 días para parar el país", ha dicho la 'consellera' de Salud, Alba Vergés, en rueda de prensa del Pla de Protecció Civil Procicat. La dirigente catalana ha anunciado también que Salut comenzará ya a vacunar a los profesionales sanitarios, que irán en paralelo a las residencias de ancianos.

Cataluña prevé que, durante estos 10 días, seguirán creciendo las personas hospitalizadas y los contagios, pero habrá un "freno" del "crecimiento sostenido" (que no "exponencial", como en octubre) de la pandemia, según ha explicado el secretario de Salud Pública, Josep Maria Argimon.

La decisión del Govern se produce a raíz de la mala evolución de los indicadores epidemiológicos de la pandemia en Cataluña, que han ido empeorando día a día, especialmente la velocidad de contagio (la famosa Rt está a 1,27), el índice de rebrote (500 puntos) y el número de enfermos ingresados en hospitales y en ucis. "Tenemos una media de 2.600 casos diarios, muy lejos del objetivo de mil casos diarios. Está habiendo unos 17.000 positivos a la semana. Hay 2.084 pacientes Covid en hospitales y 392 en unidades de cuidados intensivos (ucis)", ha dicho Vergés. La incidencia acumulada está en los 409 casos por 100.000 habitantes en los últimos 14 días.

Epidemiólogos y personal sanitario llevan días, de hecho desde antes de Nochevieja, pidiendo al Ejecutivo catalán un endurecimiento de las restricciones y alertando del peligro de que los hospitales se saturen. El infectólogo del Hospital del Mar, Robert Güerri, apuntaba el domingo que, si no se tomaban "medidas urgentes", los hospitales se verían obligados a "priorizar" la atención a los pacientes. Vergés ha dicho que, si no se han tomado antes estas medidas o si no son más drásticas, es porque el Govern busca el "equilibrio" entre la salud, la economía y el impacto social y psicológico en la población.

Esta mala situación coincide con los retrasos sufridos en la campaña de vacunación, que han obligado a la Generalitat a empezar a vacunar también los días festivos.

▶️ Los Mossos desalojan una macrofiesta ilegal de Nochevieja con 150 personas muy feas y sin duchar

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.