Anna Gabriel se exilia a Venezuela

 anna-gabriel-cup

La exdiputada del CUP se está planteando no volver a España y quedarse en Caracas exiliada para evitar la cárcel.

El chavismo sigue ganando adeptos, y Anna Gabriel lo sabía desde hacía mucho tiempo. La exdiputada de la CUP, que hasta hace poco cobraba un salario de 5.893€ tras quedarse fuera de las listas de su partido, se encuentra en Venezuela en apoyo a la campaña electoral de Nicolás Maduro, a pocos días de tener que declarar ante el juez Tribunal Supremo, Pablo Llarena, el próximo 21 de febrero.

Venezuela, que es un páis con nula extradición política, se encuentra en estos momentos en plena campaña electoral. Por ello, su compañera de partido Mireia Boya considera también la posibilidad de viajar al país latinoamericano, para estar bajo la protección de chavismo y su milicia revolucionaria.

Así lo adelantábamos el pasado 9 de mayo, en exclusiva, cuando la excupera se desacia en elógios por ver "quien se sienta en el asiento donde se sentaba Chavez".

El pasado 22 de diciembre, Llarena amplió la causa contra los muñidores del procés para añadir a Gabriel y Boya, y también a Marta Pascal, Marta Rovira, Artur Mas y Neus Lloveras. En total ya hay 28 procesados, en los que se les acusa de los delitos de rebelión, sedición y malversación por su participación "especial y destacada" en el proceso independentista.

Gabriel, y el resto de sedicionistas habrían formado parte, según la Guardia Civil, del Comité Estratégico para declarar unilateralmente la independencia de Cataluña.

Por ello, se desglosaron los documentos de Enfocats y su hoja de ruta para la creación de un Estado independiente. Estos escritos fueron incautados en el domicilio de Josep María Jové, número dos del exvicepresidente Oriol Junqueras, al que se le requisó una agenda en la que había apuntes sobre el procedimiento independentista.

Con ello, los rebeldes se atrevieron a hacer lo que hicieron porque creyeron que el Estado no llegaría hasta el punto de llevar a cabo el artículo 155 y, que por lo tanto, no tomaría tales decisiones en condiciones de forzar una negociación. Pero el catalanismo político está todavía en 'pañales', y que antes de intentar engañar a la nación y fundar su propio Estado, deberían saber qué es y como funciona.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.