Ada Colau regala la comisaría de la Policía Nacional de Lesseps a unos okupas
Última actualizaciónLun, 06 Abr 2020 8pm

España | Cataluña

Ada Colau regala la comisaría de la Policía Nacional de Lesseps a unos okupas

colau

El gobierno de Ada Colau cederá la antigua comisaría de la Policía Nacional de Lesseps a los okupas que llevan tomándola ilegalmente desde el año 2015.El ejecutivo municipal liderado por Barcelona en Comú (BComú) y el PSC ha alcanzado un acuerdo con el colectivo antisistema Tres Lliris para que puedan utilizar el local sin ninguna tutela del Ayuntamiento durante los próximos cuatro años. El pacto es, además, prorrogable, y sólo incluye la exigencia de realizar unas obras de mejora en la estructura del edificio.

El pacto fue anunciado por los propios okupas a través de su perfil de Twitter y confirmado al Independent por el concejal de Gràcia, Eloi Badia, quien defendió que existía el «objetivo común de disponer de un casal de jóvenes en Gràcia». «Por eso es una buena noticia», dijo el edil de BComú.

En su comunicado, los antisistema constatan que siempre han mantenido como «línea roja» de la negociación su «plena autonomía» en la gestión del espacio. Es decir, «que el Ayuntamiento, ni ninguna otra institución, pueda decirnos qué tenemos que hacer o cómo hacerlo». Requisito que ha sido aceptado por el Consistorio.

«Constatamos que la okupación es una herramienta útil para ganar espacios: sin ella el Ayuntamiento no se vería forzada a ceder la antigua comisaría a la autogestión de la juventud», añaden los okupas, que, como contrapartida, han aceptado constituirse como asociación.

La antigua comisaría de Lesseps, situada en la calle Nil Fabra 17, fue utilizada por el Cuerpo Nacional de Policía hasta 2013 y es propiedad del Patronat Municipal de l'Habitatge, que conservará su titularidad pese al acuerdo de cesión de uso a los okupas.

Un matrimonio de ancianos se queda en la calle por unos okupas

El PP considera la la cesión «vergonzosa»

El pacto entre Colau y los antisistema fue duramente criticado ayer por el líder del PP en el Ayuntamiento de Barcelona. Alberto Fernández calificó de «vergonzosa» la cesión «gratuita e incondicionada» a los okupas de Tres Lliris.

El popular criticó, asimismo, la opacidad con la que se ha llevado a cabo la negociación, puesto que han sido los propios antisistema los que han dado a conocer la noticia, que no fue comunicada a la oposición por parte del gobierno municipal.

El líder del PP en Barcelona consideró el acuerdo de cesión del inmueble una «burla» a los centenares de asociaciones que deben pagar un alquiler para desarrollar sus actividades.

Fernández recordó que el ejecutivo de Colau llegó incluso a pagar la electricidad a los antisistema para que pudieran celebrar sus festejos alternativos en las fiestas de Gràcia. La factura ascendió a más de 10.000 euros, según admitió el propio gobierno de Colau.

Ada Colau paga la luz a los okupas de Barcelona

 


Titulares de portada

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.