80.000 independentistas catalanes piden desobedecer al Estado

independencia-13112016

Miles de personas se han concentrado este 13 de noviembre en Barcelona en contra de la respuesta de la Justicia a los actos de desobediencia vinculados al proceso independentista catalán.

La manifestación ha contado con la presencia de los principales dirigentes soberanistas que han topado con la acción judicial, entre ellos la presidenta del Parlament, Carme Forcadell, investigada por permitir la votación en el Parlament de la hoja de ruta secesionista; el ex presidente de la Generalitat, Artur Mas y los ex consejeros, Francesc Homs, Irene Rigau y Joana Ortega, encausados por promover la consulta del 9-N contra el criterio del Tribunal Constitucional; la alcaldesa de Berga, Montse Venturós, detenida y llevada ante el juez tras negarse a comparecer por colgar la 'estelada' durante jornadas electorales; o José Téllez, el teniente de alcalde de Badalona que rompió la sentencia que impedía abrir el Ayuntamiento durante la Fiesta Nacional, antes de desobedecer.

La comitiva se ha completado con cargos de ERC como su presidente, Oriol Junqueras; de la nueva Convergència, como su número dos, Neus Munté, o con representantes de Barcelona en Comú como los concejales de Barcelona, Gerard Pisarello y Jaume Asens. Los grandes ausentes han sido la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, y el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que ha participado en una manifestación paralela en su localidad natal, Amer, que hoy le homenajeaba.

La llegada masiva de autocares desde todos los puntos de la geografía catalana -han llegado más de 200- han permitido abarrotar la avenida María Cristina de Barcelona y han obligado a cortar al tráfico la cercana plaza España, algo de lo que se ha jactado la Asamblea Nacional Catalana (ANC), una de las tres organizaciones independentistas que han convocado el acto mientras los asistentes gritaban "fuera la Justicia Española".

Tras repasar las últimas actuaciones judiciales contra el desafío secesionista y las resoluciones del Constitucional contra la ley antidesahucios catalana o la prohibición de los toros en Cataluña, Mas y el resto de cargos electos investigados han subido al estrado para ser jaleados por la multitud mientras coreaba lemas independentistas, siendo el más repetido una advertencia evidente al Estado y los jueces: "¡Lo haremos!".

independencia-13112016-2

Antes, el presidente de la ANC, Jordi Sánchez, ya había avisado de que "Cataluña no permanecerá indiferente ante las órdenes de detención o los juicios a sus cargos electos". "La debilidad del Estado le obliga a responder con sentencias, pero el momento de la verdad se acerca", ha abundado Sànchez.

"No tenemos miedo, que les quede bien claro. Comienza la movilización permanente", ha sumado el presidente de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. Mientras que la presidenta de la Associació de Municipis per la Independència, Neus Lloveras, ha llamado a los catalanes secesionistas a "no parar ante el juego sucio de un estado decadente" porque el final del ' procés' "debe acabar con la fuerza de la gente".

Mas ha agradecido a las personas que se han concentrado en la avenida de la María Cristina de Barcelona: "No desfalleceremos, continuaremos adelante, sabemos la importancia de lo que estamos haciendo, nos dejaremos la piel para que este país pueda ir adelante ahora y en el futuro".

En declaraciones a los periodistas recogidas por Efe, ha afirmado que "desobedecer" le suena a una "música sobrera" y ha subrayado que él, al organizar la consulta del 9-N, no tenía voluntad de "desobedecer, sino de obedecer la voluntad del pueblo de Cataluña".

El portavoz en el Congreso Francesc Homs ha afirmado por su parte que esta manifestación "va dedicada al señor -Mariano- Rajoy", presidente del Gobierno, y a "aquella gente que considera que la democracia tiene que estar subordinada a la ley" y que pueden servir para alzar "muros""La voz del pueblo de Cataluña no la van a callar", ha exclamado Homs, que ha señalado que en el Estado siempre han habido leyes pero "no siempre han sido democráticas".

La ex consellera de Enseñanza Irene Rigau ha reivindicado el derecho a decidir y la "obediencia" al resultado que salga de las urnas. Finalmente, la ex vicepresidenta del Govern Joana Ortega y ex dirigente de UDC ha remarcado: "Dar la voz al pueblo no es un acto criminal, es un acto democrático".

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.