EXCLUSIVA. Toda la verdad sobre el pucherazo de Ciudadanos en Castilla y León

ciudadanos castilla y leon

Aparecen las naranjas sobre la mesa, a ojos de unos se avecina traición… a ojos de otros, ¡vendetta! ¿Recuerdan el pucherazo tan sonado del pasado marzo de las primarias de Ciudadanos en Castilla y León? La Historia que se escribió puede ser muy diferente a la realidad. Llega aún caliente, desde los hornos de redacción de MEDITERRÁNEO DIGITAL, la primera entrega de una trama digna del mismísimo Don Corleone. Para deleite de nuestros lectores y de unos votantes, esperamos, mejor informados para el próximo 26-M, ¡disfruten de toda una saga de investigación periodística que no podrán rechazar!

¿Cómo empezó todo?

La versión oficial es por todos conocida. En las pasadas elecciones primarias de Ciudadanos de Castilla y León, el equipo de Francisco Igea, principal oponente a Silvia Clemente, la candidata propuesta por la Ejecutiva de Albert Rivera, descubrió que existieron votos de más en la acta. La circunstancia más grave supuestamente aconteció en la madrugada del sábado 9 de marzo, cuando salieron a la luz varios votos agrupados desde el mismo ordenador, en favor de Silvia.

Veinticuatro horas más tarde, apareció la cabeza de caballo bajo las sábanas: el Ejecutivo de Ciudadanos comprobó que efectivamente habían existido 82 votos falsos y Ciudadanos otorgó la victoria a Igea, por lo que será Francisco el candidato a la Junta de Castilla y León para los comicios autonómicos del próximo 26-M. Pero, ¿quién manipuló los votos?, ¿fue el equipo de Silvia Clemente o fue el de Igea para incurrir en un aparente pucherazo y otorgarle así la victoria? ¿y si, rizando el rizo, se hubiera cometido un pucherazo demasiado evidente, tanto como para tener que abordar un contrapucherazo con el que obtener el mismo resultado: destituir a la candidata oficial de Albert Rivera?, ¿es que acaso el enemigo duerme en las propias filas del líder naranja?

Fuentes del equipo interno de las Cortes autonómicas de la pasada legislatura, así como afiliados del partido naranja, se han puesto en contacto con MEDITERRÁNEO DIGITAL para ofrecer su versión sobre los hechos y que los ciudadanos conozcan la otra cara de la moneda antes de acudir a las urnas este domingo. Ha llegado la hora de hacer honor a la Verdad. Máxime, en uno de los mayores feudos de poder del partido naranja que ha procurado a Rivera en las pasadas elecciones, nada más y nada menos que ocho diputados (por delante del PP con 5, del PSOE con 4 o de VOX).

¿Qué actuaciones acometió la Fiscalía?

Una fuente anónima simpatizante de Ciudadanos de Castilla y León (en adelante bajo el pseudónimo de Mario) afirma que llegó el 10 de marzo y “no coincidían los votos emitidos con los votos de las actas”. Fue entonces cuando “la Fiscalía mandó un escrito para que pasaran toda la información de los ordenadores de las Cortes de los movimientos de la noche del 8 al 9”. A este respecto, tal y como publicó esta misma semana InfoLibre, un informe pericial encargado por la plataforma de afectados por las primarias de Ciudadanos certifica que el sistema informático de votación utilizado por la formación naranja en sus primarias no garantiza ni la limpieza del procedimiento ni el secreto de la decisión de cada afiliado.

¿Desde qué ordenadores se realizaron entonces las votaciones?

Lo alarmante, según Mario, fue que “no hubo movimientos por la noche” sino que “los auténticos movimientos que hubo en las Cortes fueron desde el ordenador de Miguel Ángel González, Secretario de Organización de Ciudadanos Castilla y León (que ahora se presenta como procurador número 3, es decir, diputado, a las Cortes de Castilla y León) y Gema Gómez (actual candidata número 2 al Ayuntamiento de Valladolid)”. Fue el “día 8 de marzo, el viernes a las diez de la mañana, cuando Gema y Miguel Ángel estuvieron votando, porque tenían claves de afiliados, para votar a Francisco Igea”. Según nuestra fuente anónima, fueron los propios afiliados quienes se los darían a aquellos para votar en su nombre. Sendos protagonistas han sido contactados por MEDITERRÁNEO DIGITAL, sin éxito en la obtención de respuesta por su parte. ¡Toda una pena no poder contar con la otra versión de los hechos!

francisco igea silvia clemente

En este punto, nosotros nos preguntamos: ¿cómo se verifica que estas personas cercanas a Igea, que recibieron supuestamente las claves y usuarios de los afiliados para que votaran en su nombre, votaron a quienes les habían indicado (Silvia o Francisco)? ¿Por qué la Fiscalía sólo solicitó los movimientos de la noche del 8 al 9 de marzo y nada se ha dicho sobre las 48 horas completas que duraron las primarias? ¿No se lograría así interceptar esos votos masivos acometidos supuestamente por Miguel Ángel y Gema el viernes 8 por la mañana? 

Moviéndonos a otros partidos del espectro parlamentario, como Unidas Podemos, la formación de Iglesias utiliza un sistema de votación más seguro, pues se accede mediante el DNI electrónico. Por ello, ¿qué seguridad democrática demuestra un sistema en el que los afiliados simple y llanamente dejan sus datos para que se vote en su nombre? ¿De verdad esperan se votará al candidato para el cual pidieron su sufragio? ¿Incumpliría esta circunstancia el mandato constitucional por el que se exige que el funcionamiento interno de los partidos políticos sea democrático?

Preguntas que no sólo afloran desde la óptica periodístico. El propio informe pericial citado anteriormente afirma que este sistema de votación “no impide que el administrador del sistema, o alguien que haya accedido a él de manera ilícita, pueda utilizar los datos de acceso de los militantes (DNI y contraseña) para votar en su nombre o hacerlo con los datos de afiliados de otras provincias o que no estén al corriente de las cuotas”.

Con estas cuestiones aún por resolver por la Justicia española, MEDITERRÁNEO DIGITAL desvelará en próximas entregas otras más graves. ¿Sucedieron por casualidad o estaban ya tramadas meses antes de las elecciones? ¿Hasta dónde llegaron las actuaciones de ciertos procuradores de las Cortes leonesas, críticos con la ex pepera Silvia Clemente, para lograr la victoria de Francisco Igea y por ende, el mantenimiento de sus puestos de trabajo con remuneraciones, legales y públicas, de hasta 70 mil euros anuales? Mañana, segunda entrega, más y mejor. ¡Que tiemblen los escaños del Parlamento de Castilla y León!

EXCLUSIVA. ¡Pucherazo! Así manipularon las primarias de Ciudadanos en Castilla y León


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.