España | Castilla y León

El líder de Podemos Burgos, condenado por abuso sexual a una niña de 5 años

pedro-palacio

Estos días, ha saltado a las primeras planas de los medios de comunicación nacionales la información sobre el oscuro pasado de la candidata de Podemos a la alcaldía de Ávila, Pilar Baeza, que fue condenada a 30 años de prisión por ser cómplice de asesinato.

Los hechos ocurrían en septiembre de 1985, cuando según la sentencia, que ahora ha salido a la luz, con ayuda de su entonces pareja, Manuel García, y un amigo en común, Juan Carlos Torres, secuestraron y acabaron con la vida de varios tiros a bocajarro de Manuel López Rodríguez. Su cadáver era encontrado meses después por la Guardia Civil en un pozo de la localidad madrileña de Leganés en avanzado estado de descomposición.

Fue detenida y condenada por el Tribunal a 30 años de prisión como cómplice necesaria del asesinato. Cumplió la mitad de su pena en la cárcel de Brieva, en Ávila, donde ahora optará a la alcaldía.

No es un caso aislado

El caso, sin embargo, y por macabro que parezca, no es único en las filas de Podemos, donde empiezan a acumularse con sorprendente asiduidad ex delincuentes condenados o con antecedentes penales.

Sucedió también en Burgos, donde Pedro de Palacio Maguregui, número dos de Podemos en Castilla y León, diputado autonómico y líder del partido en la ciudad, fue condenado por abusos sexuales a una niña de cinco años.

La información, que en el momento que salió se convirtió en un auténtico escándalo, fue confirmada, aunque con matices, por el propio dirigente comunista a Okdiario.

"Solo fueron unos tocamientos, y la niña no tenía 5 años, sino 3 o 4". 

El diario explicó que la condena del líder de Podemos permaneció oculta por voluntad de la familia de la víctima, que no deseaba dar publicidad a semejante tragedia. Al ser menor de edad en el momento de los hechos, la multa impuesta fue solo de un año de tratamiento terapéutico.

La sentencia inicial fue dictada en 2002 y se hizo firme en 2003. El tratamiento concluyó en 2004. Seis años después, en 2010, Pedro de Palacio ya había lanzado su carrera política al convertirse en secretario general del Partido Comunista de España en Castilla y León. Pronto se pasó a Podemos, se presentó a las elecciones y fue elegido diputado autonómico.

Aunque Podemos en Castilla y León rápidamente se apresuró en calificar de "mentira" y desmentir públicamente la información a través de su página web, que tachó de 'fake news', el propio Pedro de Palacio, muy afectado tras filtrarse a la luz pública su oscuro pasado, dimitiría días después, dejando todos sus cargos en el partido y en el parlamento autonómico.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.