España | Castilla y León

Bernardo Montoya a la Guardia Civil: 'No me dejéis salir de la cárcel porque lo volveré a hacer'

bernardo montoya guardia civil

El asesino confeso de Laura Luelmo vivió un momento de debilidad cuando fue detenido por la Guardia Civil. Montoya le dijo a los agentes que si salía de la cárcel, lo volvería a hacer.

Bernardo Montoya, el asesino confeso de Laura Luelmo, tuvo un momento de debilidad al ser capturado por la Guardia Civil.

Al ser detenido, Montoya pidió perdón a la familia, un momento que recogieron las cámaras de Antena 3 Noticias.

Pero más tarde, ya en sede judicial, al término de su declaración aseguró que volvería a hacerlo y por ello pidió no volver a salir de la cárcel: "Por favor, no me dejéis salir de la cárcel porque lo volveré a hacer".

Estas declaraciones se conocen después de saberse que Montoya estuvo en el punto de mira de los investigadores desde el primer momento en el que se conoció la desaparición de la joven.

Cuando los agentes entraron a la vivienda la profesora por primera vez, se encontraron con Montoya, que en ese momento salía de su casa. La Guardia Civil le preguntó si conocía a la chica, pero él aseguró no saber quién era e incluso dijo que no era consciente de que había alguien viviendo en esa casa.

También se ha conocido que Montoya acudió a un centro de salud por un fuerte dolor en las costillas, lo que hace pensar a los investigadores que Laura Luelmo se trató de defender de su asesino dándole una patada en el costado.

Los investigadores están casi seguros de que la noche del 12 al 13 de diciembre, Laura Luelmo no estuvo en la casa de Bernardo Montoya y creen que pudo morir la misma noche de su desaparición en base a los testimonios del detenido y el lugar y la posición del cadáver de la joven. 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.