España | Casa Real

Un informe confidencial revela que los 'presos políticos' viven como Reyes en prisión

presos politics

El Ministerio del Interior se desentiende de los privilegios de los presos del 1-O argumentando que las cárceles a las que los trasladó a principios de julio dependen de Cataluña. Fuentes del departamento dirigido por Fernando Grande-Marlaska han reaccionado así a la información que hoy publica el dario El Mundo sobre los privilegios de estos presos detallados por una denuncia interna. El secretario general del PP, Teodoro García Egea, ha anunciado que su partido pedirá una comparecencia del ministro del Interior en el Congreso para que explique si el Gobierno está concediendo beneficios penitenciarios a los políticos independentistas presos.

Fuentes de Interior han señalado que el Gobierno no tiene competencias en materia de prisiones en Cataluña desde 1983, cuando la Generalitat asumió la gestión de la política penitenciaria, a través de un real decreto que traspasó a la comunidad la administración penitenciaria.

El ex vicepresidente catalán Oriol Junqueras, los ex consellers Raül Romeva, Joaquim Forn, Jordi Turull, Josep Rull y Dolors Bassa; la ex presidenta del Parlament, Carme Forcadell, y los ex presidentes de ANC y Òmnium Cultural, Jordi Sànchez y Jordi Cuixart fueron trasladados a principios de julio desde prisiones madrileñas a otras en Cataluña poco después de la llegada de Pedro Sánchez a La Moncloa.

El informe de un jefe de servicio al director de la cárcel de Lledoners (Barcelona) detalla los privilegios y complicidades de que gozan los presos nacionalistas alojados en el módulo 2. A partir de un hecho concreto -la celebración del cumpleaños de Jordi Sànchez-, describe una situación general de la que ya se habían hecho eco verbal presos y funcionarios.

Otros funcionarios dan cuenta de las facilidades de que gozan los presos nacionalistas. Por ejemplo, entre las muchas e irregulares visitas a la cárcel que reciben están las de médicos ajenos al sistema penitenciario convencional. Según explican, estos reos no pisan prácticamente la celda, excepto a la hora de dormir. Una gran parte del resto del día la dedican a recibir todo tipo de visitas, que se camuflan dentro del apartado legal de "visitas de autoridades".

En el momento del traslado, la Generalitat remarcó que los políticos presos verían a sus familias el mismo número de horas que los otros 6.712 internos en régimen ordinario que hay en las cárceles catalanas, que los que tuvieran hijos menores de 10 años podrían hacer comunicaciones de convivencia con los niños y un adulto una vez al mes durante 90 minutos y que las comunicaciones por locutorio o por vidrio con familiares y amigos serían de 40 minutos a la semana, que podrían distribuirse en dos de 20 o en una sola uno de los días.

El PP sospecha de un "pacto oculto"

"Hoy hemos conocido que el Gobierno está concediendo beneficios penitenciarios a los presos consecuencia del proceso independentista" de Cataluña, "que están en prisión por decisión judicial y que atentaron gravemente contra las libertades y la Constitución", ha dicho García Egea en un acto del PP.

El número dos del Partido Popular ha afirmado que su partido va a "exigir" a Pedro Sánchez que su ministro del Interior explique en el Congreso "si estos beneficios que ha concedido a los políticos presos son consecuencia de su pacto oculto con los independentistas".

"Primero dijo que les iba a indultar en caso de que fueran condenados, después les acercó a las cárceles de Cataluña y ahora conocemos que están disfrutando de unos beneficios penitenciarios que no son aplicables al resto", ha argumentado García.

Ha añadido que la Fiscalía "debe plantearse si debe actuar ante esta vulneración grave de los derechos de los ciudadanos, estén en la situación que estén", al tiempo que ha defendido que la política penitenciaria "no puede estar bajo las condiciones de un señor que hoy es presidente del Gobierno gracias a los independentistas y que de forma arbitraria perjudica a unos ciudadanos y beneficia a otros".

García Egea ha considerado el asunto "una vergüenza" y ha advertido de que el PP irá "hasta el final" en la reclamación de explicaciones al Gobierno.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.