España | Casa Real

Felipe González: 'España vive su peor crisis de Estado en 40 años'

felipe-gonzalez

El expresidente Felipe González ha dicho este martes que España vive "una dramática crisis de Estado" por el órdago separatista en Cataluña, que "se parece mucho" a Venezuela, donde Nicolás Maduro perdió las elecciones y "se inventó" otra asamblea nacional constituyente.

Durante su intervención en la II Asamblea General de Madrid Foro Empresarial, González ha pedido "por favor" a los gobernantes independentistas que vuelvan a la legalidad. Así, sin pasar por el sufragio universal, "decide crear una legitimidad originaria para marcar los destinos de su país en contra de la constitución que ellos mismos habían aprobado", ha dicho en alusión a Venezuela y al secesionismo catalán.

También ha advertido que la situación en Venezuela no se recupera con las simples apelaciones al diálogo, porque "el diálogo se queda vacío de contenido cuando no conduce al pacto y a la reconciliación, cuando no se negocia de verdad".

González ha tenido palabras para el Gobierno de Mariano Rajoy, a quien ha dicho que él hubiera optado por la vía política y por los instrumentos que le da la Constitución para intentar solucionar el problema catalán. "No me gusta hacer política amparándonos bajo las togas", ha señalado.

El expresidente ha sido especialmente duro con los independentistas, y a los que como el diputado de ERC Gabriel Rufián dicen que el 1 de octubre "van a enterrar a Franco", les ha acusado de estar azuzando "las dos Españas". "Ustedes están resucitando a Franco", ha sentenciado.

Por eso, ha insistido en rogarles que vuelvan a la legalidad para que ellos mismos recuperen la legitimidad. "Y después parlaremos", ha apostillado, para asegurar que él no tiene ningún reparo en reformar lo que sea necesario, incluida la Constitución.

Además, ha tenido palabras de apoyo para su "amigo" Joan Manuel Serrat, muy criticado, sobre todo en las redes sociales, por cuestionar el referéndum secesionista del 1 de octubre.

Sobre si veían una posible solución para el problema de Cataluña, Felipe González ha apelado al "diálogo" antes de lanzar un indisiumlado aviso para navegantes: "entre demócratas, sí". Se entiende todo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.