España | Canarias

Podemos exige retirar la estatua de la Virgen del Carmen de Tenerife

virgen del carmen tenerife

La consejera insular de Podemos en el Cabildo de TenerifePaqui Rivero considera "inadmisible" que no se ordene la retirada inmediata de la estatua de la Virgen del Carmen ubicada junto a la Casa de la Aduana, en el Puerto de la Cruz, y el edil de Urbanismo de la ciudad turística, Juan Carlos Marrero (CC), le responde que la escultura "se va a legalizar".

Podemos insiste en que la escultura debe retirarse porque no se solicitó autorización al Cabildo para instalarla junto a la Casa de la Aduana, que es un Bien de Interés Cultural (BIC). "Según la Ley de Patrimonio Histórico de Canarias, cualquier intervención o cambio de uso que se pretenda llevar a cabo en los BIC, se debe pedir una autorización previa al Cabildo correspondiente", recuerda Rivero

Podemos tampoco comprende por qué no se han interpuesto ya sanciones a los responsables de la instalación de la escultura, que se produjo hace casi cuatro meses.

La imagen, fundida en bronce, se financió con donaciones populares y es obra del joven escultor tinerfeño Rodrigo Rodríguez. Fue bendecida por el sacerdote Luis Joaquín Gómez Jaubert, Vicario Judicial de la Diócesis Nivariense en un acto celebrado el pasado 16 de julio de 2018.

El acto de inauguración estuvo presidido por el alcalde de la ciudad, Lope Afonso (PP), y el Patrón Mayor de la Cofradía de Pescadores del Gran Poder de Dios, Carlos Carrillo, y también contó con la presencia de varios miembros de la Corporación municipal, como el propio Juan Carlos Marrero (CC), la edil Diana Mora (CC) o los concejales Ángel Montañés (PP) y Pedro González (PP).

La estatua tiene una altura de 1,80 metros y un peso aproximado de 500 kilos. Está orientada en dirección a la bocana del puerto, sobre un armazón de hormigón revestido de roca de un metro de alto, donde antes se ubicaba una grúa.

Colocar la bandera gay o el símbolo de los trans en los Ayuntamientos es tolerancia, pero una estatua de la Virgen del Carmen ofende a los ateos. Tener calles de la época de Franco es fascista, pero ponerle un busto al Ché Guevara en Madrid es democrático. Parece que la libertad de expresión no es igual para todos.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.