España | Canarias

Música podemita: el Gobierno de Canarias subvenciona la canción 'Manolo cómeme el coño'

manolo-comeme-el-cono

Poesía para los oídos. Pura magia sensorial. El festival Keroxen de música, que se celebró a finales del pasado mes de octubre en Tenerife, y que cuenta (como no) con la subvención de marras de la Concejalía de Cultura y el Gobierno de Canarias, puso en escena una surrealista performance que resume, en apenas una imagen, todas las soplapolleces del arte contemporáneo del neoprogresismo actual.

Una fulana se subió al escenario, sin bragas, para repetir, en bucle y al ritmo de los acordes de un xilofón, durante más de una hora, "Manolo cómeme el coño" para goce y deleite de los entendidos y transgresores espectadores, que se tocaban la barbilla como si admiraran uno de esos famosos cuadros de arte moderno que podría pintar un mono.

Tal cual. Increíble pero cierto. Surrealismo en estado puro.

La enésima chorrada de la izquierda, el súmmum de la subnormalidad y el mal gusto. Una hora ininterrumpida de música que haría cortarse las venas al mismísimo Diablo.

Y todo eso, mientras miles de artistas en nuestro país tienen que tocar en el Metro para poder ganarse la vida.

Lo que para Podemos y los entendidos adalides de la progresía es arte, para la gente normal, los neófitos, aquellos que no llegamos a la altura de miras de la vanguardia cultural, al non plus ultra de lo más kitsch, es pura basura concentrada.

Nos parece perfecto y muy loable que disfruten con sus festivales, que gocen con los ritmos que les harán tocar el nirvana y alcanzar un estado de transmutación metafísico pero, por favor, que se lo paguen ellos.

El dinero de nuestros impuestos preferimos que vaya a los hospitales de la sanidad pública, o para sacar a los alumnos de los barracones, y no directamente a los bolsillos de una señora que clama sobre un escenario para que le coman el coño rodeada de progres.

Sería un detalle de sus partes. Llamadnos conservadores.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.