alberto rodriguez podemos

El diputado canario Alberto Rodríguez sustituirá a Pablo Echenique al frente de la Secretaría de Organización de Podemos, mientras que Idoia Villanueva se ocupará de la Secretaría de Internacional que deja Pablo Bustinduy. Los dos son próximos al tándem Iglesias - Montero.

Según han informado a EFE fuentes de la dirección de la formación morada, el extrabajador petroquímico conocido como 'El Rastas' será el nuevo número tres del partido tras la decisión de Pablo Iglesias de apartar a Echenique del área que dirigía desde que en 2016 relevó a Sergio Pascual, otro de los ilustres purgados por la Dirección.

Alberto Rodríguez era miembro del Consejo Ciudadano Estatal (CCE) pero no formaba parte hasta ahora de la Ejecutiva y fue en la pasada legislatura el portavoz de la comisión de Empleo y Seguridad Social así como de la de Industria, Energía y Turismo en el Congreso de los Diputados.

El diputado canario se convirtió en protagonista inesperado de la sesión de investidura de 2015 porque las fotos de su pelo poblado de rastas se hicieron virales.

Su participación activa en movimientos sociales de la isla y su experiencia en el movimiento obrero como representante sindical se suman a una reivindicación de la necesidad de adaptar el discurso de Podemos a los distintos territorios frente a una organización centralizada.

¡Cesado! Pablo Iglesias deja caer a Echenique

El líder de Podemos ha decidido realizar una reestructuración en la cúpula de la formación comunista. La dirección del partido abordará estos cambios en una ejecutiva del partido convocada para este jueves, antes de que Pablo Iglesias asista a la ronda de consultas con el rey Felipe VI.

El sábado, el Consejo Ciudadano Estatal (CCE) debe rubricar estos cambios propuestos por el secretario general.

Este cambio radical en Podemos se produce después de que la formación de Iglesias haya visto como su poder territorial sufría una importante merma tras los comicios del 26 de mayo. A la pérdida de casi un millón de votos y 73 diputados autonómicos, se suman la caída de los llamados ayuntamientos del cambio en ciudades como Madrid, Barcelona, Zaragoza, La Coruña o Valencia. Solo conserva Cádiz, que además es la más crítica con Pablo Iglesias y su señora.

Si el 28-A el batacazo ya fue tremendo, el 26-M dejó a Unidas Podemos en la UCI, con las constantes vitales bajo mínimos. Perdieron diputados en todas las comunidades autónomas; han fracasado en su objetivo de ser llave de gobierno en regiones como Navarra, Castilla-La Mancha, Extremadura o Aragón. Se han quedado sin nada. Un cataclismo absoluto y sin precedentes. El último que apague la luz.

¡Echenique pensaba que su cese era fake!: 'Me tomo cuatro cubatas y me invento una noticia'!


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.