España | Baleares

Una mujer denuncia a un local que no la contrató por ser española

camarera magaluf

Una mujer de 32 años, Begoña Vargas, denunció en la Policía Nacional a un pub de Magaluf (Mallorca) por rechazarla como candidata a un puesto de trabajo por ser española. En la denuncia, que ya ha sido trasladada al puesto de la Guardia Civil de Palmanova, adjunta unos mensajes que le enviaron desde el bar justificando la decisión, con el argumento de que los empleados locales causan "muchos problemas". En declaraciones al Diario de Mallorca, la joven consideró que ha sufrido un delito de odio.

Los hechos, de acuerdo a su propio relato, se remontan al pasado viernes. Ese día, tuvo conocimiento a través de Facebook de una oferta para trabajar de camarera en un local de Magaluf. Vargas, que había llegado hace unos días a Magaluf desde Gran Canaria para hacer la temporada, quedó en el negocio con la mujer que hacía la oferta en las redes sociales, con quien se había comunicado en inglés.

Sobre las cinco de la tarde del viernes, tal como consta en la denuncia, se personó en el pub y habló en inglés tanto con esa mujer como con el propietario del establecimiento. Según su relato, le dijeron que podía empezar a las siete de la tarde de ese mismo día.

En esa conversación, sin embargo, Vargas explica que ya notó un cambio de actitud en el dueño cuando le dijeron que ella era española. Aun así, entendió que a las siete de la tarde podía empezar a trabajar.

"Esto es ilegal"

Media hora antes de la cita acordada, recibió un mensaje por Facebook de la mujer con la que había contactado la primera vez, que Vargas entiende que es la encargada. En ese mensaje, le decía que no hacía falta que fuese al pub.

"No quieren españoles" en el bar, le argumentó. Vargas expresó su sorpresa y pidió más explicaciones. Sostuvo que eso era "racismo", que era "ilegal" y que ella habla cuatro idiomas.

Ante esos argumentos, la respuesta que recibió es que "hay muchos problemas con ellos", en referencia a los trabajadores de nacionalidad española. También le respondió que hay "muchos otros lugares" de la zona en los que podía preguntar.

"Nadie tiene que ser discriminado. Y yo me he sentido discriminada en mi propio país. ¡Nunca me había pasado esto!", manifestó ayer Vargas, quien contó que ha vivido en cinco países y ha trabajado en destinos turísticos como Ibiza y Cala Rajada, y nunca ha tenido un problema de estas características.

Guardia Civil de Palmanova

Su indignación le llevó ayer a denunciar los hechos a la Policía Nacional, que ha remitido las diligencias al puesto de la Guardia Civil de Palmanova, que en principio se encargará de tomar declaración al propietario del negocio denunciado.

Begoña Vargas, originaria de Jaén, aseguró que, unos días antes de este episodio, le pasó algo parecido con otro local de Magaluf, en el que le hicieron una prueba como camarera, pero, según relató, la acabaron descartando por no ser británica y por "no querer trabajar en negro".

Magaluf constituye uno de los principales destinos del turismo británico en el Mediterráneo, con una amplia oferta de ocio y restauración especializada en este segmento de mercado, que constituye la principal nacionalidad del destino.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.