España | Baleares

Tres muertos en Baleares por gas de la risa en mal estado

gasdelarisa

Las Islas Baleares han registrado durante los últimos meses hasta tres casos de fallecimiento por consumo de óxido nitroso adulterado. Así lo ha desvelado la consellera de Salut del Govern, Patricia Gómez, admitiendo que la batalla contra la distribución y consumo del llamado gas de la risa, que parecía ya desterrado, no se ha ganado todavía.

Las tres muertes tuvieron lugar lejos de centros hospitalarios, por lo que desde la Conselleria no podían facilitar más información, aunque a Gómez le consta que la Guardia Civil sí tiene contabilizados los decesos, atribuidos en todos los casos a un óxido nitroso en mal estado.

Atajar el consumo del gas de la risa será precisamente una de las prioridades que se marcarán de manera conjunta la Conselleria de Salut y la Benemérita en una temporada turística que tiene en especial alerta a los servicios sanitarios de las Islas por las cifras récord de visitantes que se espera recibir en el conjunto del archipiélago.

Y ello, a pesar de que hoy resulta más complicado que nunca para las autoridades actuar contra quienes comercializan esta sustancia, ya que casi todos los casos se están focalizando en webs con sede en Reino Unido.

Internet sirve así para publicitar el gas de la risa, pero también para reclutar a jóvenes que quieran ganarse un dinero extra con su venta durante su estancia en Magaluf. A través de Twitter, se ofrece la posibilidad de ganar unos 100 euros diarios por una actividad que -aseguran sus impulsores- «no tiene riesgos», a pesar de que la venta de esta droga está prohibida en nuestro país y su consumo resulta altamente peligroso, en especial si se combina con elevadas dosis de alcohol.

El óxido nitroso, utilizado en las dosis adecuadas, se ha utilizado desde hace años en los partos como analgésico y como alternativa a la epidural. De hecho el Hospital de Inca lo incorporó a principios de 2016 para algunos casos concretos. Sin embargo, un uso indebido tiene consecuencias fatales. Según una investigación del Hospital de Brighton, el gas de la risa habría sido responsable de 17 muertes en Gran Bretaña entre los años 2006 y 2012, aunque durante los años sucesivos se siguieron registrando más fallecimientos, especialmente entre los jóvenes adolescentes.

Patricia Gómez resalta también que cada año el Hospital de Son Espases está experimentando un 10% de incremento en urgencias relacionadas con excesos etílicos y consumo de drogas. Una tendencia que esperan cambiar este verano en base a un mayor control en las zonas turísticas.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.