España | Baleares

Tres años y medio de cárcel a Valtonyc por injurias a la Corona y loas a ETA

valtonyc-rapero

La Audiencia Nacional ha condenado a tres años y seis meses de cárcel al rapero por delitos de calumnias e injurias graves contra la Corona y de enaltecimiento del terrorismo y humillación a las víctimas en sus canciones. La sentencia, contra la que cabe recurso, incluye indemnizar con 3.000 euros al presidente de la Fundación Circulo Balear, Jorge Campos Asensi, por amenazas.

El fallo concluye que los mensajes contenidos en las canciones publicados en Internet y con acceso abierto por el acusado "tienen un indudable carácter laudatorio de las organizaciones terroristas GRAPO y ETA y de sus miembros, el cual va más allá de la expresión de coincidencia con objetivos políticos, solidaridad con los presos o camaradería nacida de vínculos ideológicos y que comporta una alabanza, no ya de los objetivos políticos sino de los medios violentos empleados por las citadas organizaciones terroristas y por sus miembros y contienen una incitación a su reiteración".

Para el Tribunal los hechos no están amparados por el derecho a la libertad de expresión o de creación artística, invocados por el acusado y su defensa. Recuerda que aunque "la libertad de expresión comprende la libertad de crítica, aun cuando la misma sea desabrida y pueda molestar, inquietar o disgustar a quien se dirige, pues así lo requieren el pluralismo, la tolerancia y el espíritu de apertura, sin los cuales no existe sociedad democrática".

La sentencia recuerda que el derecho de libertad de expresión está "limitado" cuando entra en conflicto con otros derechos o intereses constitucionales, "como sucede, por ejemplo, con aquellas expresiones que son manifestación del discurso del odio y que cabe interpretar como incitaciones a la violencia, discriminación contra colectivos, etc.". Por tanto, recuerda que "el derecho a la libertad de expresión no es de carácter absoluto".

"Tampoco la ironía, la provocación o el sarcasmo -en palabras del acusado, el nihilismo surrealista- que anima sus mensajes de humillación de las víctimas, hacen viable una causa supralegal de exclusión de la culpabilidad", considera la Audiencia.

La sentencia considera que las canciones de Valtonyc son también constitutivas de un delito de calumnias e injurias graves al Rey y a los miembros de la Familia Real. Considera la Sala que "el gran número de expresiones, no aisladas sino muy reiteradas", exceden de la crítica política y se introducen en el campo del atentado contra la dignidad personal, en el de la imputación de delitos, en el de las amenazas de muerte, en el de la incitación a la violencia y en el discurso del odio. Considera que no puede considerarse amparadas por la libertad de expresión, ni por lo que el acusado considera "creación artística".

Por último, la Audiencia Nacional también condena al rapero por un delito de amenazas contra el demandante, Jorge Campos, presidente de la Fundación Círculo Balear. Explica que aunque el acusado dijera que no pretendía amenazar, "no podía ignorar el contenido intimidatorio del texto de su canción y su idoneidad para ocasionar temor o zozobra en las personas contra las que se dirigía".

José Miguel Arenas Beltrán, el rapero mallorquín, argumentó ante el juez que era sólo "un poeta" con interés provocador en sus temas y no de de humillar a las víctimas del terrorismo. En ese sentido, su abogado solicitó la absolución del acusado al alegar que ejerció su derecho de libertad artística y de expresión.

Valtonyc ha colgado en Youtube horas antes de conocerse el fallo de la Audiencia la canción L'indomable (El indomable) en la que desprecia la resolución que vaya a tomar la Justicia y rapea: "A mí no me para ninguna sentencia". El ripio va en la línea de lo manifestado al salir de la Sala, donde sí se había mostrado dócil. "Este tribunal es fascista y no lo reconozco", dijo recordando las palabras del terrorista Iñaki Bilbao en su juicio en 2007, sólo que el vasco las dijo dentro de la Audiencia ante el juez.

El acusado había reconocido ante el magistrado ser el autor de las canciones que difundió a través de Internet en Youtube, ha aclarado que las letras eran metáforas y no mensajes directos y ha insistido en que "simplemente buscaba provocar" pero no humillar ni amenazar.

Recordó que la canción sobre el Rey se la encargaron para el programa de televisión La Tuerca que lideraba el actual máximo dirigente de Podemos, Pablo Iglesias, con ocasión de la semana de la República.

"Yo voy a seguir diciendo que los Borbones son unos mafiosos, esto no va a cambiar nada", aseveró a las puertas del tribunal donde reconoció haberse sentido "decepcionado" con Iglesias.

Impunidad para los corruptos y cárcel por hacer una canción. Rapear sobre el Rey no debería ser delito https://t.co/TGoLq5OYaI

— Pablo Iglesias (@Pablo_Iglesias_) 22 de febrero de 2017

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.