España | Baleares

Un regidor del PP, denunciado por romperle el ano (7 veces) a un preso

rodrigo de santos pp

El que fuera regidor de Urbanismo de Palma a mediados de la pasada década, y una de las figuras emergentes más prometedoras del PP balear, vuelve a estar envuelto en un escabroso escándalo de carácter sexual.

Javier Rodrigo de Santos, que ya cumplió condena por abusos sexuales a un menor, está acusado ahora de presuntas agresiones sexuales y violación a reclusos de un centro penitenciario con el que colaboraba tutelando a presos en régimen de semilibertad para una ONG llamada Horizontes Abiertos.

Según informó ayer el medio de comunicación digital eldiario.es, el ex cargo público del PP balear ha sido procesado judicialmente por el Juzgado de Instrucción número 42 de Madrid a raíz de una denuncia presentada por la presunta comisión de nueve delitos sexuales a dos internos. A tenor de esas informaciones, el expolítico, retirado de la vida pública desde que en el año 2008 fue cazado gastando 50.000 euros de la visa municipal en servicios de prostitución masculina, habría aprovechado su posición en una fundación benéfica para forzar a dos de esos internos en régimen de semilibertad a mantener relaciones sexuales bajo la presunta coacción de que, de negarse, informaría en contra de la reinserción de los reclusos.

El juez Juan José Escalonilla, titular de dicho juzgado madrileño, dictó el pasado 6 de mayo un auto de pase a procedimiento abreviado (la fase previa a la apertura de juicio) en el que considera que existen indicios de dichos delitos. Esta denuncia lleva en marcha desde hace dos años, y el ex edil ya fue imputado por estos hechos a mediados de 2018.

Él siempre ha negado los hechos y los ha atribuido a una venganza de los presos en su contra aprovechando sus conocidos antecedentes.

Javier Rodrigo de Santos niega ser un violador

El Juzgado, que podría volver a tomarle declaración próximamente, ha considerado en cambio que de la investigación se desprenden indicios de los graves delitos que se imputan, por lo que ha decidido dar un paso más y procesar al expolítico popular, quien, entre otros trabajos, se ocupó de dirigir la campaña presidencial de Jaume Matas en el año 2003.

De hecho, a finales del pasado mes de febrero acudió a Palma a declarar en calidad de testigo por el juicio sobre la trama de financiación ilegal del PP balear de aquella época:el caso Over Marketing. En su declaración, reveló que el entonces secretario general del partido José María Rodríguez, le había dado un sobre con 3.000 euros en metálico, procedente, según la Fiscalía, de una caja B. El caso será sentenciado próximamente.

En esta nueva investigación por delitos sexuales se le acusa de haber obligado presuntamente a uno de los presos a dejarse practicar sexo oral, incluso «obligándole a continuación a que éste le realizara penetraciones anales», según el contenido del auto judicial que fue difundido ayer por el medio de comunicación antes citado.

Escándalo tras escándalo

Drogas y prostitución. En 2008, cuando era una figura emergente en el PP balear, Rodrigo de Santos, casado y con cinco hijos, se vio inmerso en un mayúsculo escándalo al detectarse que había gastado 50.000 euros con una tarjeta de crédito pública en un club de prostitución masculina de Palma.

Menores. En 2009 fue condenado a 14 años de cárcel por abusos sexuales a menores. El Tribunal Supremo corrigió la condena y la rebajó a 5 años de prisión, que ya ha cumplido.

[Investigan a un capataz por petar el ano a las inmigrantes que recogían fresas]

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.