España | Baleares

Palma gasta 160.000 euros públicos en clases de catalán para que los delincuentes dejen de robar

nous catalans

Los últimos coletazos de un lamentable gobierno balear formado por el tripartito de perdedores de las últimas elecciones. Las últimas propuestas del alcalde para los barrios más conflictivos de la ciudad. Como ya viene siendo habitual en esta legislatura al mando de los nacionalistas catalanes, ni una sola buena idea sale del equipo de Antoni Noguera. Tantos asesores para nada. 

En este caso se trata de varios barrios de Palma de Mallorca, que cuentan con múltiples carencias, falta de presencia policial, inseguridad y delincuencia. Tanto es así, que los propios vecinos de estas conflictivas zonas manifiestan su miedo a salir de casa cuando oscurece debido a la alta tasa de criminalidad y actividades ilegales. Las AAVV piden presencia de las fuerzas de seguridad y el alcalde Noguera les da… ¡dinamizadores lingüísticos!

Atracar te atracarán. Pero por lo menos te robarán en catalán.

El concejal de Cultura Llorenç Carrió pone en marcha la contratación de una red de “agentes” de lengua catalana. No, no se trata de una broma. Se trata de 160.000 euros que irán destinados a promover el uso del catalán en barrios como Son Gotleu, La Soledad, Pere Garau y El Rafal entre otros. Barrios conocidos por los mallorquines por ser especialmente conflictivos.

Entre las soluciones surrealistas a esta problemática, el edil nacionalista destaca “consolidar la lengua catalana como propia de la ciudad y elemento integrador de la sociedad”. También indica que hay que “promover el uso de la lengua catalana en todos los ámbitos y sectores de la sociedad, sanidad, ocio, bares, restaurantes, empresas y entidades locales”. Dice que se trata de un proyecto innovador, razón no le falta. ¿Cuántas ciudades españolas combaten la inseguridad ciudadana imponiendo el catalán?

Una vez más podemos ver al alcalde de Palma olvidándose de los barrios más problemáticos desoyendo las quejas y súplicas de sus ciudadanos, que con impotencia se ven obligados a vivir en un entorno poco seguro, con poca presencia policial y pocos recursos.

Pero invertir 160.000 euros en una invención absurda para bailarle el agua al catalanismo, le parece una buena idea. Cuestión de prioridades.

Tomad nota. La mejor manera de erradicar la delincuencia y aumentar la seguridad en los barrios es poniendo agentes de lengua catalana. Es una noticia real. Aunque sea dificil de creer.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.