Última actualizaciónLun, 01 Jun 2020 12am

España | Baleares

¡Otra vez! Azra Dobojlic, dirigente de VOX y redactora de MEDITERRÁNEO DIGITAL, acosada y amenazada por un loco en Palma

azra exclusiva

Amenazada a las puertas de su propia casa. Y ya es la tercera vez que esto se repite en menos de dos meses. ¿Dónde está el límite? En plena catarsis por la ideología de género y las víctimas de la violencia machista… ¿vamos a tener que esperar a que ocurra una desgracia para que las autoridades tomen cartas en el asunto? ¿Y las organizaciones feministas? ¿Van a dar un paso al frente o como en este caso la acosada es una mujer blanca, rubia y de VOX su vida no vale lo mismo que las demás? ¿Qué más tiene que pasar?

Azra Dobojlic, modelo profesional, militante de VOX Baleares y colaboradora de redacción editorial de MEDITERRÁNEO DIGITAL ha vuelto a ser amenazada por un individuo en la puerta de su domicilio particular. Y el acosador es más que conocido y reincidente.

Ocurrió en Palma de Mallorca este 31 de enero de 2019.

Según consta en la denuncia presentada ante la Policía Nacional, y a la que ha tenido acceso en exclusiva este periódico, la tarde del pasado jueves, un varón de mediana edad la estaba esperando a las puertas de su casa. Cuando estuvo a escasos metros, y dirigiéndose directamente a ella, la volvió a amenazar, advirtiéndole de que fuera “con cuidado” y mencionándole, expresamente, el nombre de la escuela a la que lleva a su hija pequeña. Por si todavía quedaban dudas de que sabe quién es... y que la vigila.

Asustada, Azra corrió a refugiarse en el portal de su vivienda y cerró la puerta por dentro, en una maniobra tan acelerada que provocó que su propia niña, que la acompañaba, cayera bruscamente al suelo.
Tal y como queda reflejado en el atestado policial, subió rápidamente a su domicilio y llamó a un amigo, muy asustada. Cuando el hombre fue a socorrerlas, el acosador ya no estaba.

denuncia azra exclusiva1

denuncia azra exclusiva2

La historia se repite

Si los hechos denunciados ya no son de por sí lo suficientemente graves, lo peor es que en este caso, llueve sobre mojado. Y la historia empieza a repetirse con peligrosa frecuencia.

El pasado día 12 de noviembre, tal y como publicó MEDITERRÁNEO DIGITAL, el mismo individuo ya la esperó a las puertas de su casa para amenazarla, advirtiéndole que “tú y tu partido podéis ir al loro”. Una clarísima alusión a su militancia política. Azra es portavoz de VOX en Palma.

La información, que reveló este periódico en exclusiva, corrió como la pólvora por internet y redes sociales, y fue noticia en la plana mayor de los medios de comunicación nacionales. Fueron numerosos los portales digitales y las radios que se hicieron eco de las amenazas. Evidentemente los hechos fueron puestos en conocimiento y denunciados en la comisaría de la Policía Nacional.

A mediados del mes de diciembre, otra vez el mismo hombre, acompañado en esta ocasión por otro, según relata la víctima, de aspecto magrebí, llamó insistentemente al timbre de su domicilio. Al no obtener respuesta, se fue.

¿Es normal que una mujer tenga que vivir permanentemente acosada y salir acompañada de casa por miedo a ser agredida, insultada o amenazada?

De momento, Azra ha confesado que no se plantea dar un paso atrás y dejar la política, pero reconoce que está “muy asustada” y “afectada” por lo que está ocurriendo. “Estoy en shock”, confiesa.

¿Hasta cuándo vamos a tener que soportar esto? ¿Las organizaciones feministas, van a solidarizarse con ella y ofrecerle apoyo logístimo, mediático y moral, o como está en contra de los chiringuitos y el lobby de la ideología de género no cuenta ni como mujer? ¿Qué más tiene que pasar para que se tomen cartas en este peliagudo asunto?

El día, Dios no quiera, que ocurra una desgracia nos llevaremos (todos y todas) las manos a la cabeza y entonces correremos a llenar el Facebook de lacitos. Basta ya.


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.