España | Baleares

Los estibadores del puerto de Barcelona se amotinan: NO a los ferrys de Policía y Guardia Civil

 barcos-policia

Los agentes desplegados en Cataluña de forma extraordinaria por el Ministerio del Interior por el referéndum de independencia del 1 de octubre se alojan en tres ferrys.

El Gobierno ha fletado tres barcos, que están atracados en el Puerto de Barcelona según confirmaron fuentes de la Asociación Unificada de la Guardia Civil (AUGC), el sindicato mayoritario del cuerpo policial. Uno por cada provincia con mar. Así Barcelona y Tarragona tendrán frente a sus costas estos ferrys de antidisturbios durante unos días. En el puerto de Palamós (Gerona) no se permitió la estancia del barco y tuvo que dirigirse a Barcelona, donde ya hay dos.

Se espera que en estos días haya unos 1.200 miembros de la Policía Nacional a los que se sumarán otros 1.000 agentes de la Guardia Civil. Según AUGC, 500 agentes han llegado ya a la capital catalana. Los primeros días tuvieron dificultades para alojarse, pero en este momento ya están instalados en hoteles y pisos particulares. El resto de los efectivos se alojarán en esas embarcaciones.

El Gobierno envía a Barcelona un barco de Policía Nacional

Este miércoles habían llegado un crucero al muelle de Levante del puerto de Barcelona, otro al de Tarragona y un tercero al puerto de Palamós (Gerona) -que acabó en Barcelona-, y estaba previsto que un cuatro barco llegue al puerto de Barcelona, concretamente a la dársena interior.

Los estibadores votan NO a los barcos

Los estibadores del puerto de Barcelona han acordado no abastecer a los agentes que se alojan en el ferry. Este miércoles se vieron obligados a proporcionarles dos contenedores y esta mañana han decidido en una votación no hacerlo más, confirma un regidor de ERC en el consistorio de la capital catalana, Jordi Coronas.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.