España | Baleares

La CUP monta un acto en Palma y asisten cientos de mallorquines con banderas de España

palma-cup-espana

Fue una noche intensa en la calle Ausias March de Palma. La CUP había convocado un mitin a favor de la independencia de Cataluña y la anexión de los denominados 'Països Catalans', en el Cafè La Tertúlia, muy próximo a la plaça Santa Pagesa de la capital.

En el interior se reunieron unas 150 personas, en un ambiente de tensión por la presencia de numerosos manifestantes, que se citaron por Whatsapp para recibir a los separatistas con banderas rojigualdas y consignas a favor de la unidad de España.

Una convocatoria espontánea promovida por los ciudadanos mallorquines que se viralizó a través de las redes sociales y grupos de mensajería instantanea. 

"¡Viva España!" "¡Cataluña es España!" "¡Soy español!" o" ¡Putos separatas!" han sido algunas de las proclamas que se han repetido a las puertas del acto, que ha congregado a unas 130 personas.

Ondeando banderas de España y de Mallorca, los españolistas se han presentado ante el local donde se celebraba un acto de campaña de la CUP a favor del 'Sí' en el referéndum catalán. El evento, que ha congregado a unas 130 personas, ha contado con la presencia de la diputada de los antisistema, Eulàlia Reguant.

Hasta tres furgones de la Policía Nacional se han acercado a la zona para controlar a los manifestantes, que protestaban contra los independentistas desde la acera de enfrente. Algunos de los asistentes a la charla han llegado a encararse con los españolistas que los insultaban y que gritaban "Que no os engañen, Cataluña es España" o "No som Països Catalans".

Conforme avanzaba la noche los ánimos se han caldeado y los gritos de los manifestantes han ido subiendo de tono. "¡Renegats!", "¡Viva la Policía Nacional!", "¡Viva la Guardia Civil!", "¡Som mallorquins, mai catalans!", "Païssos balears", "¡España una y no cincuenta!" o "¡Fora, fora, fora es català de s'escola!".

La protesta se ha ido encendiendo hasta alcanzar proclamas del tipo "¡La basura no la queremos!", "¡Golpistas, vosotros sois los terroristas!", "¡Viva el rey!" o "¡Una, grande y libre!".

Al final, aunque se ha necesitado la intervención policial para sofocar varios encontronazos, no se han tenido que lamentar incidentes. Los militantes y simpatizantes de la CUP han abandonado el edificio, custodiados por la Policía Nacional y entre una pitada monumental.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.