Juicio contra un concejal del PP por violar a dos hombres

♥ SÍGUENOS EN TELEGRAM

Se trata de Javier Rodrigo de Santos, exteniente de alcalde y exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma por el Partido Popular, que ya fue condenado en en 2010 por la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca a cinco años de prisión por un delito de abuso sexual con acceso carnal a menor. 

La Fiscalía Provincial de Madrid pide 20 años de prisión para Javier Rodrigo de Santos López, excoordinador del programa de reinserción social de presos de la ‘Fundación Padre Garralda- Horizontes abiertos’, llamado ‘Programa Javier-Vida en libertad’, por abusar sexualmente de dos reclusos a los que había conseguido alojamiento para que disfrutaran de sus permisos carcelarios y a quienes amenazó con retirarles el aval necesario para salir unos días del centro penitenciario donde cumplían condena si no satisfacían sus instintos carnales.

Rodrigo de Santos, que fue exteniente de alcalde y exconcejal de Urbanismo del Ayuntamiento de Palma por el Partido Popular, ya fue condenado en 2010 por la Audiencia Provincial de Palma de Mallorca a cinco años de prisión por un delito de abuso sexual con acceso carnal a menor.

Cumplida la pena, a partir de 2015 consiguió trabajo en la 'Fundación Padre Garralda- Horizontes abiertos’, dedicada desde hace 40 años a la integración social de las personas más necesitadas, y un año después, comenzó a desempeñar las funciones de coordinador del citado programa.

Su tarea consistía en avalar a los internos que carecían de arraigo familiar ante Instituciones Penitenciarias, para alojarles en las viviendas que poseía esta fundación en Vallecas. Así, les proporcionaba un lugar donde poder residir durante los permisos penitenciarios “e incluso una vez que les era concedida la libertad condicional y la libertad definitiva”, haciéndose responsable de los internos ante la Junta de Tratamiento del Centro penitenciario.

El juicio comienza esta semana en la Audiencia Provincial de Madrid (Sección 29).

El representante del Ministerio Público le imputa un delito continuado de agresión sexual por el que pide 15 años de cárcel y que indemnice a la víctima, a la identifica como XXX, con 30.000 euros, y otro delito de agresión sexual por el que solicita cinco años de cárcel y que indemnice a la víctima, YYY, con 6.000 euros “en concepto de secuelas psicológicas derivadas de la agresión sexual, siendo responsable civil subsidiario la ‘Fundación Padre Garralda- Horizontes abiertos’".

De confirmarse los hechos, el acusado se habría aprovechado de la confianza de esta fundación, que tiene un brillante historial de ayuda.

Fue fundada por el padre jesuita Jaime Garralda Baretto, fallecido en junio de 2018, a los 97 años de edad, tras una vida dedicada a las personas más desfavorecidas de la sociedad, trabajando por la integración social de los distintos sectores que se encuentran en situación de marginación, como son los toxicómanos, los presos, los hijos menores de mujeres encarceladas, los enfermos de VIH y los enfermos sin hogar.

Abusó sexualmente de dos hombres

Según la Fiscalía, entre los meses de febrero y julio de 2017, una de las víctimas, XXX, residió durante los permisos penitenciarios por encontrarse en el segundo y tercer grado penitenciario, en las casas “Javier I” y “Javier II”, en Madrid.

Indica que durante este periodo de tiempo el acusado, “prevaliéndose de su condición de coordinador del programa ‘Javier–Vida en libertad’ y bajo la amenaza de retirarle el aval por parte de la fundación, imprescindible para poder disfrutar de los permisos penitenciarios”, obligó hasta en siete ocasiones a XXX a mantener relaciones sexuales no consentidas.

La Fiscalía precisa que las relaciones se desarrollaron siempre en el despacho que el procesado tenía en la casa “Javier I”, durante las noches en las que el interno pernoctaba en la vivienda durante los permisos penitenciarios.

Según expone, en julio de 2017, y aprovechando que la casa “Javier II” estaba vacía, el acusado se personó en la habitación del interno. Acto seguido, le obligó a introducirse en el baño para tener relaciones sexuales, a lo que XXX accedió “ante el temor de que pudiera retirarle el aval”.

Apunta que esa fue la última ocasión en la que obligó a XXX a mantener relaciones sexuales con él.

Respecto a YYY, el Ministerio Público señala que comenzó a disfrutar de permisos penitenciarios en 2015 y se alojó en la casa “Javier I” tras adherirse al Programa Javier de la fundación.

Según el relato de la Fiscalía, durante su estancia, el acusado “no dejaba de realizar a YYY insinuaciones de carácter sexual, manifestándole que si accedía a las mismas, le ayudaría con su hijo y con sus problemas de extranjería”.

Además, manifiesta que también le envió varios WhatsApp donde le decía: “la verdad es que me encantaría que fueras mío”, “si fueras bisexual como yo tendrías un 100%”, “me voy a dormir , si quieres bajar a dormir a mi cama te dejo abierto… Prometo tratarte con mucho mimo y respeto, como si fueras mi hijo…”, “mi casa es tu casa y mi cama es tu cama”, “que sepas que me encantaría que estuvieras aquí a mi lado para dormir abrazado a ti”, “Te quiero”, entre otros.

El representante del Ministerio Fiscal afirma que a mediados de febrero de 2017, J. R. de S. L. , “prevaliéndose de su condición de coordinador del programa “Javier–Vida en libertad”, le invitó a pasar la noche a su casa, a lo que YYY consintió coaccionado por miedo a que le retiraran los permisos.

Según expone la Fiscalía, ya en el salón de la vivienda, el acusado se sentó y cogiendo de la mano a YYY trató de que le acariciara su pene mientras le daba besos en la cara y cuello. Destaca que no ha quedado acreditado que los abusos llegaran a más.

El Ministerio Público sitúa otro de los casos de agresión sexual a mediados de febrero de 2017, cuando el procesado, prevaleciéndose de su condición de coordinador del programa, invitó a otro preso en permiso a pasar la noche en su casa de Alcobendas. Durante la noche, encontrándose dormido a la víctima, se introdujo en su cama, y le empezó a hacer tocamientos.

Ya fue condenado por abusar sexualmente de un menor

El acusado ya fue condenado en 2010 por la Audiencia Provincial de Palma por un delito de abuso sexual con acceso carnal a un menor, a la pena de cinco años de prisión y prohibición de aproximación y comunicación por tiempo de ocho años. Habrá que esperar que se celebre el juicio para ver si es culpable o no de estos presuntos delitos de agresión sexual.

Un regidor del PP, denunciado por romperle el ano (7 veces) a un preso

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.

Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.