España | Baleares

Condenan a unos padres a pagar 1.440 euros porque su hija faltó 247 veces a clase

colegios-alumnos

Un juez ha condenado a unos padres por las numerosas faltas de asistencias a clase que tuvo su hija de 2007 a 2014. En concreto, durante esos cursos, la menor faltó 247 veces de forma injustificada cuando tenía entre siete y 14 años. Los progenitores tendrán que pagar 1.440 euros de multa.

Los padres admitieron los hechos ante el Juzgado de lo penal de Palma de Mallorca y se declararon culpables de un delito de abandono de menores, según informa el periódico local Diario de Mallorca. Además, también han aceptado la culpabilidad de otro delito de desobediencia grave, puesto que no hicieron caso de un auto por el que se les ordenaba la escolarización inmediata de la menor.

La niña, nacida en el año 2000, estaba escolarizada en sexto de Primaria un centro público de Palma en el curso 2012-2013, cuando debido a sus numerosas faltas de asistencia (en ese curso 31 sin justificar de septiembre a diciembre) los hechos fueron denunciados ante la fiscalía de menores.

A pesar de notificar en marzo de 2013 el auto por el que se ordenaba la escolarización inmediata, la menor continuó faltando a clase y presentaba dificultades de aprendizaje debido su absentismo.

En un principio, el fiscal solicitó para cada uno de los padres penas de año y 15 días de prisión y la inhabilitación para ejercer la patria potestad durante dos años, según informa Diario de Mallorca. Sin embargo, la petición fue rebajada después de que los progenitores reconocieran los hechos y finalmente cada uno tendrá que pagar 720 euros de multa.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.