Última actualizaciónSáb, 04 Jul 2020 10pm

España | Aragón

Temporeros la lían en una fiesta y contagian a media Huesca de coronavirus

 temporeros

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

Una quincena de nuevos focos de infección, aunque son ya 37 desde que se pusiera fin al estado de alarma el pasado 21 de junio, mantienen en vilo a un país que transita por la «nueva normalidad» sin pánico pero con pies de barro. De hecho, la vicepresidenta primera Carmen Calvo, destapó la caja de los truenos al advertir, en una entrevista matutina, que el Gobierno iba a ser responsable a la par que «contundente» y reinstauraría el Estado de alarma«de una parte de un territorio, si no en todo el país» si era necesario y la situación llega a revestir gravedad. Cabe decir que ahora mismo una decena de brotes están «controlados», según las respectivas consejerías de Sanidad autonómicas. Apenas un par de horas después, la ministra portavoz María Jesús Montero corregía a Calvo. Negó que el Ejecutivo de Pedro Sánchez estuviera pensando en volver a ese estado que impide la movilidad, ni tenerlo en mente, «a corto o medio plazo».

El Gobierno cuenta, aseguró Montero, con los instrumentos necesarios para acotar los brotes «esporádicos y localizados» que están aflorando contagios.

Un informe confidencial revela que el Gobierno ya se prepara para un rebrote de coronavirus en octubre

Pero la duda sobre un hipotético paso atrás ya se ha despertado, sobre todo en Aragón, por ejemplo, donde cuatro comarcas han retrocedido a fase 2. El Ejecutivo regional recomienda en el Boletín Oficial que las personas que no tengan fijada su residencia en estas comarcas no viajen allí. Concluido el Estado de alarma, no se puede prohibir los desplazamientos. Se limitan al consejo.

En el mapa que dibujan los rebrotes en España hay varios denominadores comunes: las residencias, quizás por las visitas fijadas aunque son muy limitadas, han sido un vector de transmisión; además de los casos importados;y los lugares cerrados, como empresas cárnicas, en los que se dan una gran concentración de personas y hay poca ventilación, además de explotaciones agrarias, donde se hace complicado el respeto a las distancias. La oleada de personas llegadas para las campañas de recolección de fruta ha acelerado la propagación del virus que, de momento, se muestra imparable. No obstante, estos repuntes no están dejando mácula en las estadísticas del Ministerio de Sanidad, que ayer reportó 108 nuevos contagios.

Aragón, en fase «ascendente»

El rebrote en la zona oriental de Aragón se ha agravado y ayer apareció un nuevo foco en otra comarca, con lo que ya son cuatro las que han retrocedido a la fase 2, y se sigue disparando la cifra de contagios. A las comarcas de Huesca que estaban en alerta –La Litera, Bajo Cinca y Cinca Medio– se ha añadido la de Caspe. Las cuatro están en la misma zona limítrofe con Cataluña. En cinco días se han detectado 156 casos en una escalada continua de contagios: el viernes se notificaron 25, 18 el sábado, 33 el domingo, otros 33 ayer lunes y 47 ayer. Se están realizando cientos de pruebas de detección; de ahí que estén aflorando un gran número de casos asintomáticos o muy leves, explicaron ayer las autoridades aragonesas. Entre lunes y martes se han declarado 69 casos en las tres comarcas de Huesca y 11 en la de Caspe.

La Consejería de Sanidad ha advertido que este rebrote está en «fase ascendente» y que se han detectado ya algunas cadenas de infección «comunitarias». Todos los focos tienen su epicentro en grupos de temporeros o trabajadores de explotaciones agrícolas. Las autoridades no han confirmado el origen de esos brotes, pero se sospecha que los oscenses están relacionados con una fiesta a la que acudieron días atrás varios jóvenes trabajadores agrarios, según informa y publica el diario ABC.

¡Rebrote de coronavirus! Volvemos a la Fase 2


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.