• Portada
  • España
  • Opinión
        • Edgar Sánchez Agulló

          Editorial

          
          Editorial
          Mediterráneo Digital lanza su edición papel
          Miércoles, 06 Junio 2018
          El proyecto de MEDITERRÁNEO DIGITAL sigue creciendo imparable. Convertidos ya en toda una referencia mediática a...
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Violencia política
        Martes, 16 Abril 2019
        La democracia se basa en principios básicos cuyo incumplimiento la ponen en peligro, la degradan y pueden llegar a...
      • David Enguita

        David Enguita

        
        IMAGE
        David Enguita
        Soy Gay, católico y sin diagnóstico de 'Rareza'
        Lunes, 01 Abril 2019
        Tenía cierta ilusión y sobre todo mucha esperanza puesta sobre la entrevista del Papa Francisco en 'Salvados', frente...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        La violencia y el odio se extienden por España
        Jueves, 18 Abril 2019
        Hace ya un tiempo que vengo alertando sobre el peligro que supone el fin de la política y el inicio de caminos...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        EH Bildu apoya la dictadura venezolana
        Lunes, 01 Abril 2019
        Fíjense en esta fotografía. Es Miren Larrion, parlamentaria de Bildu y candidata a concejala en Gasteiz. A su lado...
      • Jesús Muñoz

        Jesús Muñoz

        
        IMAGE
        Jesús Muñoz
        ADÑ en la calle por la Unidad de España
        Martes, 12 Febrero 2019
        De los innumerables asuntos que hacen insufrible la situación de la España actual, el de la desmembración de la...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        Notre-Dame y sus Quasimodos
        Miércoles, 17 Abril 2019
        Quasimodo, el jorobado de la catedral de Notre-Dame, es uno de los personajes más universales de la literatura de...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        No todas las dietas son buenas #Masby
        Domingo, 31 Marzo 2019
        Todos hemos hablado alguna vez de las dietas y hasta algunos hemos seguido alguna en nuestra vida. La mayoría...
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los ejes del Sistema
        Sábado, 13 Abril 2019
        Los ejes del Sistema. Lo que los españoles demandamos a los predicadores que nos representan el 28 de abril. 1º.- Un...
      • Pilar Enjamio

        Pilar Enjamio

        
        IMAGE
        Pilar Enjamio
        Síndrome Post Traumático en la última víctima de El Chicle
        Sábado, 13 Abril 2019
        La terrible situación vivida y que recordará en multitud de ocasiones, no sólo a través de terrores nocturnos o...
      • Ramiro Grau

        Ramiro Grau

        
        IMAGE
        Ramiro Grau
        La Casta Política o los intereses creados
        Jueves, 18 Abril 2019
        Es cierto que el señor Rajoy fue un buen mandatario de Bruselas, pero sólo hizo lo que le convenía a la “clase”...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • Historia
  • Feminismo
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo

España | Aragón

#Corrupción Acuamed intentó contaminar el río Ebro para ganar (más) dinero público

ebro-flix

La trama delictiva de la empresa pública Acuamed llegó a planear echar ácido clorhídrico sin control al Ebro -«en plan 'pásame la manguera, Manolo'», según los pinchazos de la Guardia Civil- para ahorrarse costes en la depuración de las aguas del embalse de Flix, en Tarragona, y beneficiar así a la contratista, la firma FCC, a cambio de presuntos sobornos, creen los agentes e investiga el juez Eloy Velasco en la Audiencia Nacional.

En busca de contratos ficticios como coartada para desviar dinero público -según la Guardia Civil-, Acuamed y la empresa proyectaron la apertura de un nuevo contrato, por 11 millones de euros, para limpiar el lugar, con un pH (grado de alcalinidad o acidez) fuera de control y del que ni siquiera se habían extraído todos los residuos pactados: aún quedaban, y aún quedan, 200.000 metros cúbicos de lodo contaminado en el cauce fluvial.

Es en ese momento cuando Pablo Martín Mira, el director de obra colocado habitualmente para desatascar proyectos por Arcadio Mateo, el presunto cabecilla de la red, manifiesta en varias ocasiones, según los pinchazos de la Guardia Civil, su plan: echarle ácido clorhídrico a la balsa creada en el río en el amplio perímetro a limpiar. El objetivo era evitarle gastos a FCC y facilitarle una vía rápida para maximizar su margen en esos 11 millones que estaban acordando, aun a costa de cometer delito medioambiental. Por mucho que el veneno fuera vertido en una parte cerrada a la corriente del Ebro, echar ácido en grandes cantidades en el río podría ser constitutivo de delito contra el medio ambiente, como valoró la propia Guardia Civil.

Martín Mira, a quien no se le atribuyen incrementos patrimoniales en la investigación, sino el cumplimiento de órdenes de sus jefes, se hace eco, en realidad, de la idea de Gabriela Mañueco, presunta número dos de la trama, quien, en una grabación fechada el pasado 27 de octubre, le dice que podrían bajar el pH del agua, desorbitado, «echándole un poquito de ácido clorhídrico y tal y no sé qué, ¿no? Con unos bidones».

Pablo Martín Mira le dice entonces, según transcriben los agentes, que «igual que los sedimentos se pueden valorar como limpios, o no contaminados, el agua tiene lo que tiene». El director de la obra de Flix se refiere, según los agentes, a que en realidad Acuamed sabía que del millón de metros cúbicos de fango en Flix sólo se había limpiado un 80% y que el resto quedaba abandonado a su suerte... o a la espera de un nuevo contrato con el que favorecer a otra empresa a cambio de cohechos.

El diálogo anterior tenía su correspondiente réplica el 12 de noviembre pasado -sólo un mes antes de que los agentes detuvieran a los ahora imputados-, esta vez entre Martín Mira y David Blanca, ingeniero de FCC en la obra. La Guardia Civil lo transcribió como sigue:

Pablo Martín: Incluso nos podríamos plantear echar ácido, echar clorhídrico directamente al embalse.
David Blanca: No, claro, está sobre la mesa, pero habría que hacerlo un poquito ordenado, a través de tuberías, en un punto, en otro, pero sí, ¿no?
P. M.: ¿Dices de tubería, o cargando depositillos en embarcaciones auxiliares, o qué?
D. B.: Sí, claro, nosotros somos del hormigón y del hierro y esto. Los químicos esto de una cisterna de clorhídrico [risas] lo prefieren hacer a través de, ¿sabes?, una tubería, todo controlado. Ya viste la instalación allí, el olor que hacía... Claro, nosotros a lo bruto, ¿que haríamos? Como vaciar una cuba [risas], a tomar por culo. Tiramos la cuba de clorhídrico y aquí paz y después gloria. Pega una corriente de viento y se nos va para la tablestaca y hacemos un agujero. Tú y yo lo haríamos a lo bruto, cogeríamos y '¡venga, Manolo, tira la manguera flexible, dale!', y aquí paz y después gloria...
P. M.: Yo tiraría el bidón entero, para que actuara poco a poco.

En la conversación, el ingeniero de FCC llega, como se ve, a mencionar la posibilidad de que el ácido sea empujado por el viento contra la barrera construida para separar la balsa del cauce, y que la deteriore hasta hacer un agujero.

Finalmente, el pasado 3 de diciembre, en conversación con otro de los técnicos, Pablo Martín se reafirma en la idea del «contenedor de clorhídrico», si bien se evidencia también que el pH del agua ha menguado por sí solo.

¿Qué efecto podría producir el ácido clorhídrico en un río? Piense el lector en lejía, por ejemplo. «Mataría todo lo que pilla, lo malo y lo bueno», explica un experto consultado por este diario: «Es una barbaridad, se mire como se mire».

La historia de la contaminación del embalse de Flix, y en particular de su litoral meridional, es larga, pero su máximo nivel se concentra en los años en que allí se asentó una planta de la empresa Ercros (la antigua Erkimia y posterior Fertiberia), entre 1988 y 1993.

Los vertidos, demostrados judicialmente y por los que se generó una sentencia condenatoria a la empresa, acabaron por generar fangos altamente contaminados entre los términos municipales de Flix y Ribarroja de Ebro, en la comarca de la Ribera de Ebro, en Tarragona. La huella tóxica, que iba a desaparecer con el proyecto de Acuamed, parece haberse topado con la toxicidad de la corrupción en la empresa pública investigada por el juez Eloy Velasco en la Audiencia Nacional.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.