Aragón y La Rioja, cerradas

♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

El Gobierno de Aragón ha anunciado públicamente el confinamiento perimetral de las ciudades de Zaragoza, Huesca y Teruel. Asimismo, toda la comunidad pasará la próxima semana a la fase de alerta 3, la más severa, pues sigue en aumento el número de contagios con casi 900 notificados este miércoles.

Ha sido el presidente del Ejecutivo regional, el socialista Javier Lambán, quien lo ha comunicado en una comparecencia ante los medios tras un Consejo de Gobierno Extraordinario para analizar la situación de la pandemia en esta comunidad. La medida entrará en vigor este jueves y la semana que viene la Comunidad pasará a fase 3 de alerta.

La Rioja, cerrada

Además, la presidenta de La Rioja Concha Andreu (PSOE) ha aprobado el confinamiento de la comunidad autónoma desde el próximo viernes 23 de octubre al sábado 7 de noviembre.

El cierre de la movilidad incluye una decena de excepciones y además permite la circulación de personas por este territorio si su destino son otras comunidades españolas. Entre las nuevas restricciones se incluye el cierre de los establecimientos comerciales a las 21.00 horas.

El Gobierno riojano no cierra la hostelería y también está diciendo que está a la espera de que mañana Illa concrete si se ordena un 'recogimiento' generalizado a las 9 de la noche. No se ha atrevido con lo del 'toque de queda'.

Los contagios, disparados

El aumento de contagios en Aragón no se detiene y las cifras de positivos siguen aumentando. Con más de 900 casos este miércoles, vuelve a marcar un récord de infecciones de toda la pandemia de coronavirus.

La rueda de prensa del presidente del Gobierno aragonés y la consejera de Sanidad, Sira Repollés, ha tenido lugar tras un Consejo de Gobierno Extraordinario, convocado para tomar nuevas medidas y restricciones después de conocerse el aumento de casos en Aragón que este martes alcanzó los 740 positivos con un gran contagio en las tres capitales de provincia, Zaragoza, Huesca y Teruel.

En el caso de los confinamientos perimetrales, el decreto ley, aprobado este lunes, establece tres grupos de municipios -mayores de 100.000 habitantes; de entre 10.000 y 100.000 habitantes; y el resto- y una serie de indicadores para cada uno de ellos.

Será parámetro común a todos ellos tener una incidencia acumulada de casos diagnosticados en los últimos catorce días superior a 500 por cada 100.000 habitantes.

En el caso de Zaragoza se establecen además otros dos medidores cuantitativos: una tasa de positividad en las pruebas diagnósticas de infección aguda mayor del 10%;y una ocupación de camas de UCI por casos Covid-19 mayor al 35%.

En el resto de los casos se deberán tener en cuenta las características de tendencia, rapidez en el crecimiento, densidad de población y movilidad, así como las características epidemiológicas de agrupación de los casos.

Nivel de alerta 3

En el nivel de alerta 3, los aforos se reducen al 25%, excepto en los establecimientos de venta de alimentos, que se mantienen igual.

Los establecimientos de hostelería y restauración deberán cerrar a las 22:00 horas, a excepción de los servicios de entrega de comida a domicilio, y sólo se podrá consumir en terraza y en mesa, con un aforo máximo del 50%.

En cuanto a los entierros y velatorios, se permitirán 15 personas en espacios abiertos y 10 en espacios cerrados. El mismo límite tendrán las bodas y demás celebraciones, con la limitación de seis personas por mesa.

Quedan suspendidos los eventos deportivos no profesionales, se cierran los centros de ocio juvenil y los congresos deberán hacerse de forma no presencial.

Respeto a la legalidad

Lambán ha explicado que no se puede estar "al albur de decisiones ajenas al Gobierno de Aragón" y cree que el Estatuto de Autonomía permite las medidas adoptadas.

Ha añadido que "operamos respetando al Gobierno de España y creo que es imprescindible la coordinación hasta el punto de añadir que el Decreto Ley se ha hecho con la coordinación del Gobierno de España".

Ha precisado que "nos preocupa la salud de los aragoneses y preservar los derechos de la Comunidad. Las decisiones las tomamos desde la perspectiva de respeto a la legalidad y así hemos elaborado el decreto ley para reaccionar con rapidez sin depender de decisiones ajenas, me refiero al TSJA, al que respetamos".

El presidente ha pedido a los aragoneses "que mantengan en estado de alerta permanente su conducta individual respecto a lo que pasa, que observen con rigor lo que mandan las autoridades porque por mucho que se trabaje desde el ámbito público, si no hay corresponsabilidad activa, los esfuerzos no servirán de nada. Sin corresponsabilidad ciudadana el esfuerzo sanitario no servirá de nada".

No obstante, ha precisado que entiende "perfectamente el cansancio y desasosiego de la población aragonesa. La epidemia no desaparece de nuestras vidas y solo puedo decir que el Gobierno se está empleando a fondo para combatir el virus y terminar con él, pero hacer pronósticos es imposible".

En el decreto figura que el máximo tiempo posible que dura un confinamiento son 30 días, aunque se valora semanalmente. "Si vemos que en una semana se puede levantar el confinamiento, se hará".

A partir de las 12 de la noche, toque de queda en Madrid


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.