Última actualizaciónVie, 05 Jun 2020 11am

España | Andalucía

La concejal de VOX inaugura el Orgullo Gay en Torremolinos

vox torremolinos lucia cuin

No cabía ni un alfiler este jueves en el balcón del Ayuntamiento de Torremolinos. Nadie quería perderse el despliegue de la bandera LGTBI, las siglas que (supuestamente) representan a lesbianas, gays, transexuales, bisexuales e intersexuales, como parte de los actos institucionales organizados por el Orgullo Gay, que se celebrará estos días en la localidad malagueña. La mayor sorpresa fue la presencia de Vox. La concejala electa de esta formación, Lucía Cuín, asistió a la convocatoria desde la casa consistorial para mostrar públicamente su apoyo "a la cultura, las tradiciones y un colectivo tan importante", como explicó en declaraciones a Torremolinos Televisión

Llama poderosamente la atención este súbito y repentino cambio de actitud del partido liderado por Santiago Abascal. ¿Estará al tanto el Comité Nacional de los devaneos de género de su candidata en Torremolinos? ¿Actúa por contra Lucia Cuín de motu propio, va por libre sin recibir permiso de la Dirección en Madrid? ¿Estaba autorizada a asistir al acto oficial del Orgullo Gay en representación de la formación en su ciudad? Ojo que así empezaron las siglas de la gaviota, y ya sabemos cómo acabó la historia.

Sea como fuere, seguro que buena parte de los votantes y la base de militancia de Vox, sorprendidos ante la presencia de su candidata en el aquelarre anual de los homosexuales, su fiesta por antonomasia, se habrán quedado interpérritos, completamente fuera de juego y solicitarán una explicación urgente ante tan inesperado cambio de chaqueta en versión arcoiris. Precisamente viniendo desde una formación que se ha desmarcado desde el principio del resto de siglas del arco parlamentario por criticar con dureza y sin complejos, los totalitarismos ideológicos y los chiringuitos subvencionados del lobby LGTBI o el negocio del feminismo en España.

Javier Ortega Smith, secretario de organización, hoy diputado en el Congreso y flamante candidato a la Alcaldía de Madrid, donde se antoja como clave para formar gobierno tras el veredicto de las urnas, ya levantó las iras de la maquinaria mediática de adoctrinamiento progre cuando afirmó, en plena campaña electoral, que si tocaban poder estaban decididos a trasladar la fiesta del Orgullo de la capital de España, que pagamos todos, a la Casa de Campo, "causan verdaderos problemas de convivencia", una declaración de intenciones que disparó todas las acusaciones de homofobia contra Vox por parte del colectivo. Ya sabemos como funciona la dictadura de lo políticamente correcto: si no piensas como ellos, eres un facha. Democracia hecha a medida.

En las elecciones municipales del 26M, Vox irrumpía con fuera en la futura corporación municipal de Torremolinos, tras obtener dos concejales, en manos de su cabeza de lista Antonio Sevilla y Lucía Cuín, su número dos. De aquí a pasearse y a jalear con fervor la bandera del arcoiris desde el balcón del Ayuntamiento, no ha pasado ni una semana.

vox torremolinos

El lobby LGTBI monta un boicot contra Teatro Barceló por alquilarle su sala a VOX


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.