España | Andalucía

Los socialistas andaluces se gastaron 14.737 euros públicos en putas ¡en 6 horas!

susana diaz pedro sanchez

La Fundación Andaluza Fondo de Formación y Empleo (Faffe), el extinto ente de la Junta de Andalucía para formar a los parados andaluces, pagó facturas de comilonas de 2.500 euros, cubatas y chupitos en discotecas, artículos de joyería, compras en supermercados, comidas en las ferias de Sevilla y Jerez, así como multas de tráfico con dinero de las cajas que manejó esta entidad pública, según han confirmado los testigos que han declarado ante la Guardia Civil dentro de la investigación abierta por el juzgado sobre el supuesto desvío de fondos públicos por parte de esta fundación.

Lo ha revelado este jueves en una rueda de prensa la secretaria general del PP andaluz, Loles López, basándose en los testimonios de responsables de los locales y extrabajadores de la antigua fundación de la Junta. En una de estas declaraciones aportadas al juzgado, la Guardia Civil muestra al que fuera adjunto a la Dirección Económico Financiera de la Faffe entre 2003 y 2011 un ticket hallado en la caja central de la Dirección General Técnica en el que se refleja un gasto en bebidas alcohólicas como «chupitos, Ponche lima, Bombay, Cacique y Ballantines», por un importe total de 225 euros realizado el 30 de junio de 2006 a las 2.38 horas en la discoteca Monet de Málaga.

Durante la investigación ya había trascendido que Fernando Villén, entonces director de la extinta fundación, había realizado 15 pagos con su tarjeta para gastos de representación. En apenas seis horas, entre las 20.57 y las 2.43 horas, abonó un total de 14.737 euros en el puticlub Don Angelo de Sevilla la noche del 22 de marzo de 2010 y la madrugada del día siguiente.

El ex responsable económico de la fundación autonómica, que se financiaba con subvenciones para formar a parados, admite que se pagaba con dinero de las once cajas que llegó a manejar la entidad pública los gastos de comidas y desplazamientos de los directivos de la entidad.

En su declaración ante la Guardia Civil el pasado 29 de enero, los agentes le preguntaron a este extrabajador si resultaba justificable la inclusión de gastos de bebidas alcohólicas. El extrabajador responde que si figura en la caja es porque «se podía hacer» porque se presumía que el gasto realizado era correcto.

Las testificales reflejan el cajón de sastre en el que se convirtieron las cajas de la fundación Faffe. De la misma forma, en el informe que obra en el juzgado de Instrucción número 6 de Sevilla se detalla la existencia de otra factura de 2.514 euros de «una comilona», según especificó la dirigente popular, de los cuales 514 euros se abonaron mediante una transferencia bancaria y los 2.000 restantes en efectivo con fondos de la caja.

En la relación de facturas endosadas a fondos de la Faffe aparecen otras relativas a la compra de cestas de bebé, multas de tráfico, artículos de joyería, comidas en las ferias de Sevilla y Jerez de la Frontera, así como compras en supermercados..

El exresponsable económico de la Faffe contradijo a Fernando Villén al asegurar que fue él y no su jefe quien llamó al banco para anular el cargo en el prostíbulo sevillano. En su comparecencia como investigado en el juzgado, el exdirector de la fundación afirmó que devolvió todo el dinero en efectivo a la «caja central» de la Fundación, salvo el presunto pago de 14.737 euros en el club Don Angelo de Sevilla. En este punto y a preguntas del fiscal anticorrupción, explicó que llamó al banco para preguntar cómo podía hacer para que no saliera registrado en la cuenta ese último pago.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.