España confirma que los destructores del bombardeo de Siria tienen base en Rota

ataque-siria

El portavoz del Gobierno, Íñigo Méndez de Vigo, ha explicado hoy que España fue informada del bombardeo de Estados Unidos a una base aérea siria después de que éste ocurriera, igual que se hizo con el resto de los países aliados de la OTAN.

En la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros, ha confirmado además que los dos destructores (USS Ross y USS Perot) que bombardearon la base militar siria tenían base en Rota (Cádiz) pero ha destacado que "estaban hace días patrullando frente a las costas israelíes" antes de que se produjera el ataque con armas químicas por parte del ejército sirio.

El portavoz del Gobierno español ha recordado que el secretario de Defensa de Estados Unidos, James Mattis, informó al secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, antes de que se produjera el bombardeo de la base aérea siria de Shayrat, en la ciudad de Homs.

También ha dicho que los embajadores de Estados Unidos advirtieron a nivel bilateral a los gobiernos de aquellos países aliados que operan sobre el terreno, que no es el caso de España.

Después del ataque, ha continuado el portavoz, Estados Unidos remitió una carta a los países aliados de la OTAN, también a España, dando cuenta del ataque.

Méndez de Vigo ha leído en la rueda de prensa el comunicado que ha hecho público esta mañana el Gobierno español considerando que el bombardeo de Estados Unidos contra una base militar en Siria "es una respuesta medida y proporcionada" a la utilización por el ejército sirio de armas químicas.

Ha destacado que el comunicado del Ejecutivo va en línea a los emitidos por Francia, Alemania, Reino Unido, Japón o Australia. "Somos socios leales y creemos que lo sucedido es una operación limitada en objetivos y medios contra una base militar, de donde partieron esos ataques con armas químicas. Tiene nuestro apoyo y lealtad", ha insistido.

Ha vuelto a recordar que el uso de arma químicas está prohibido por el derecho internacional y es un crimen de guerra y que por tanto en las circunstancias actuales, el Gobierno apoya ese ataque.

Estados Unidos bombardeó esta noche, por orden del presidente Donald Trump, la base de Shayrat como represalia al ataque con armas químicas que acabó con la vida de unos 80 civiles este martes, la primera agresión directa de EE.UU. desde que comenzara la guerra civil.

Las fuerzas militares estadounidenses lanzaron un total de 59 misiles de crucero desde dos de sus buques militares ubicados en el Mediterráneo para diezmar la capacidad de las fuerzas aéreas sirias, desde donde la Casa Blanca cree que se lanzó el ataque químico, en la ciudad de Homs.

 


Titulares de portada

Los más leídos del mes

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.