Alberto Garzón, que prohibió comer carne, cazado hinchándose a jamón en la Feria de Abril

Alberto Garzón comiendo jamón serrano de primera calidad en una caseta en la Feria de Abril de Sevilla. Esa es la estampa que se ha podido ver este jueves en las fiestas más tradicionales de la capital andaluza. Todo ello a pesar de que el Ministerio de Consumo del Gobierno de España, del que es titular, desaconseja su ingesta.

El también líder de Izquierda Unida ha hecho una visita a la ciudad hispalense junto a la vicepresidenta segunda y ministra de Trabajo, Yolanda Díaz. Allí ha entrado en varias casetas. En una de ellas no ha podido resistirse y se ha lanzado a por los ibéricos. Todo ello acompañado de una cerveza fresquita. A pesar de que Alberto Garzón protagonizó una sonada campaña que provocó ríos de tinta en la que reclamaba a los españoles consumir menos carne para cuidar el planeta, la Feria de Abril ha sido su perdición.

Con las elecciones andaluzas como telón de fondo, el ministro de Consumo ha querido mimetizarse con las tradiciones más flamencas. Sin embargo, su foto consumiendo jamón ha corrido como la pólvora en las redes sociales generando críticas y mofas.

Una de las casetas que ha visitado ha sido la de los sindicatos CCOO y UGT y la del Partido Comunista (PCE). También ha saludado al presidente de la Junta, Juanma Moreno (PP) y a la ministra de Hacienda y Función Pública, María Jesús Montero (PSOE).

Garzón generó un profundo malestar entre los ganaderos de toda España por sus acusaciones de que permitir macro granjas que generan carnes de mala calidad. En especial, el cabreo fue especialmente fuerte en el sur de España, donde las granjas de porcino son especialmente importantes.

El ministro defendió, además, el sistema Nutriscore, ideado por autoridades francesas, que colocaban como desaconsejables productos como el aceite de oliva virgen extra o el jamón. Hasta su propio compañero de Gabinete, Luis Planas (PSOE), titular de Agricultura, Pesca y Alimentación, no tuvo otro remedio que frenar a Garzón y decir que la postura oficial del Ejecutivo de Pedro Sánchez en este tema no era la del responsable de Consumo.

También recibió acusaciones de incoherencia cuando se le recordó que en su boda sirvió a sus invitados carpaccio de ternera, solomillo de ternera a la brasa y, de nuevo, jamón ibérico de primera calidad.

Desde los partidos contrarios a Unidas Podemos e IU también han salido al paso. Javier Cortés, presidente de Vox Sevilla, ha afeado: «El ministro comunista Garzón come en privado jamón con sus amiguetes, mientras arruina a nuestros ganaderos vendiendo su patria a los burócratas europeos. ¡Hay que echarlos!». «Aquí el ministro Garzón en la Feria de Abril de Sevilla comiendo ‘basura’… ¡qué cosas tiene el comunismo!», agregan desde las filas de Santiago Abascal.

La diputada de Vox Reyes Romero ha apostillado entre risas: «No comáis jamón que es todo para Garzón». «¿Qué, Garzón, es de plástico ese jamón, ese no afecta al ‘ecosistema del planeta’?», se preguntan desde el mismo partido.

Podemitas y feministas se manifiestan contra el jamón: 'Comer jamón es de fachas'

Mediterráneo Digital
Autor: Mediterráneo DigitalWebsite: https://www.mediterraneodigital.com/
Políticamente incorrecto. Información, noticias y actualidad. Desde 2010.