Constitución 1978

  • El Revisionismo histórico que nos lleva a la ruina

    pedro sanchez independentistas

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    No cabe duda de que España es un país de contrastes y contradicciones, un país donde pocas cosas son lo que parecen, donde idealizamos a personajes con pies de barro y donde creamos ídolos efímeros que conseguimos olvidar con la misma rapidez con la que llegaron. Llevamos años asistiendo a un revisionismo histórico que no parece conocer límites. Empezamos cuestionando la historia de hace 80 años y hemos retrocedido al descubrimiento de América e incluso a la Reconquista. Se ponen en duda nuestros episodios más grandiosos y reivindicamos a criminales y asesinos a los que lavamos la cara y los ponemos de ejemplo.

  • Isabel Celaá, la abuelita arpía, millonaria y comunista

    isabel celaa

    Pensaba olvidarme de esta señora, ante su previsible caída del ministerio, dada su total indigencia intelectual, y posiblemente, hasta mental, pero sus últimos exabruptos, y su continuidad en el consejo de ministros, me obligan a volver a hablar de ella, con todo respeto en lo personal, por supuesto, y en términos de crítica política.

  • Los estertores del Estado

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Las diversas veces que en el pasado el Partido Socialista y el Partido Popular se comprometieron en sus campañas electorales a revertir la atrocidad que en términos constitucionales e institucionales representó la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985 perpetrada por el dúo González-Guerra, que erosionó de forma implacable la independencia del Poder Judicial en nuestro país, y los subsiguientes incumplimientos por parte de ambos, incluso cuando contaron con cómodas mayorías para hacerlo, forman parte ya de la pléyade de infamias cometidas por los dos supuestos pilares sostenedores del sistema del 78. En estos días vivimos de nuevo este oprobio, con el agravante de que el número de postulantes a poltronas en el Consejo General del Poder Judicial se ha multiplicado e incluye a formaciones que han anunciado que su objetivo es tumbar el orden político y jurídico vigente y liquidar a España como Nación democrática garante de nuestros derechos y libertades.

  • Manuel Andrino, condenado por Blanquerna: 'No vamos a pedir perdón por defender la Unidad de España'

    manuel andrino falange

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    El pasado jueves se hizo pública la sentencia del conocido como caso Blanquerna por el Tribunal Supremo. El incidente, tan demonizado como mediático, fue protagonizado por 14 militantes pertenecientes a organizaciones patriotas, que el 11 de septiembre de 2013 asaltaron el centro cultural Blanquerna, sede oficial de la Generalitat de Cataluña en Madrid.

  • Pedro Sánchez, otro presidente cómplice de ETA

     ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    ¿Es motivo de dimisión que un presidente de Gobierno lamente la muerte de un terrorista sin acordarse de sus víctimas? En una nación medianamente seria un presidente del Gobierno jamás se atrevería a decir en privado y mucho menos en público y en sede parlamentaria que lamenta la muerte de un terrorista de una banda criminal que ha asesinado a más de mil ciudadanos de esa nación, ha dejado decenas de miles de heridos y exiliados en su propia nación y todo para destruir esa nación de la que él es presidente. Pero la actual España democrática es así y se lo traga todo. Por cierto, ya hemos podido comprobar para qué sirve el Senado, que muchos decían que no servía para nada, sirve para que desde allí distintos traidores se comporten igual que en otros parlamentos y se digan las mismas canalladas que desde el Congreso de los diputados u otros de los innumerables parlamentos centrales, autonómicos, provinciales y municipales que padecemos y mantenemos en esta España nuestra que el régimen de 78 ha convertido en 17 reinos de Taifas.

  • Un aniversario triste

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Cuando esta columna vea la luz estaremos celebrando el cuadragésimo segundo aniversario de la aprobación por una mayoría abrumadora de la azarosamente vigente Constitución de 1978. Una efeméride sin apenas motivos de alegría, en plena crisis sanitaria, institucional y económica, con un Gobierno presidido por un forajido de la política que no tiene otra guía que su imagen en el espejo de su desmedida ambición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.