centro
Última actualizaciónVie, 21 Feb 2020 8pm

centro

  • El viaje a ninguna parte del centro político

    rivera dimite

    En un país como España, donde no estamos acostumbrados a dimisiones o abandonos políticos, el gesto de Albert Rivera, renunciado a su escaño y dejando la política, es algo digno de alabar, aunque también, no nos engañemos, algo esperado, después de los pésimos resultados electorales obtenidos. En esta vida, la valentía tiene premio y la cobardía un coste, aunque una u otra cosa, tarde en llegar. Albert Rivera y su organización han jugado a varias bandas, han creído que eso de considerarse de centro les daba impunidad para jugar con el elector, pactando con unos y otros, con principios y valores flexibles y moldeables ajustados a la necesidad coyuntural del momento. Esa indefinición, esos malabarismos, por mucho que se quieran disfrazar de moderación, acaban dejándote en evidencia. El centro es la excusa perfecta para decir una cosa y hacer la contraria.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.