Casa de campo

  • ¿Serán budistas? Dos menas magrebíes intentan violar a una chica en la Casa de Campo al grito de '¡Alá es grande!'

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Dos menores acosaron sexualmente la semana pasada a una joven de 23 años que hacía deporte en la Casa de Campo de Madrid muy cerca del centro de menas situado en las instalaciones del antiguo albergue Richard Schirrmann, según la denuncia formulada ante la Policía Nacional. Un vigilante de seguridad que se encontraba en la zona pudo ahuyentar a los agresores y evitar algún incidente más grave. Antes de huir los menores amenazaron de muerte al hombre gritándole: "Te vamos a matar" mientras le hacían gestos de apretar un gatillo.

  • Dos magrebíes roban 800 euros a una anciana, le dan una paliza y le pisan el audífono

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Nuevo robo violento en la Casa de Campo. El pasado sábado una mujer de 63 años fue asaltada por dos jóvenes magrebíes que le quitaron 800 euros que acababa de sacar del cajero de un banco. Los rateros emplearon la técnica del mataleón para reducir a la transeúnte. En el forcejeo la señora sufrió golpes y perdió un audífono que uno de los dos ladrones pisoteó varias veces antes de huir. Los hechos fueron denunciados por la mujer el pasado lunes en la comisaría de Moncloa-Aravaca. Los agentes sospechan que tras el robo pueden estar menores extranjeros no acompañados del centro ubicado en la Casa de Campode Madrid.

  • Dos menas marroquíes, detenidos por agredir y violar a una cuidadora de la Casa de Campo

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    El aumento de robos y agresiones en torno al antiguo albergue Richard Schirrmann, reconvertido en un centro de acogida para menores extraños no acompañados («menas»), no solo ha puesto en pie de guerra a los vecinos de Casa de Campo y Batán, agotados por vivir en una constante amenaza. Los propios trabajadores del centro también tienen que lidiar con situaciones de muchísima tensión debido al comportamiento violento de alguno de estos jóvenes. Y en momentos como el vivido a finales del pasado agosto, la cuerda termina por romperse. En esta ocasión, dos internos, de 16 y 17 años y nacionalidad marroquí, fueron detenidos por agentes de la Policía Nacional.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.