Alejo Vidal-Quadras

  • ¿Sobrevivirá España otra vez al Frente Popular?

    sanchez iglesias frente popular

    Hace ochenta y cuatro años y mediante un pucherazo monumental llegó al poder en España un Gobierno socialista-comunista-separatista dispuesto a aplicar un proyecto radical basado en el odio de clase, la destrucción de la propiedad privada, el anticlericalismo feroz y la fragmentación de la Nación en pretendidas nacioncillas laminadoras de la pluralidad interna de las sociedades catalana y vasca. El resultado de esta operación de corte totalitario y antidemocrático es de sobras conocido, una cruel guerra civil que dejó el país arrasado y cuatro décadas de dictadura.

  • Afganistán: ¿y ahora, qué?

    ♦ ¡Síguenos en Telegram!

    Una vez constatado el fracaso del programa de desarrollo social y de construcción de un Estado viable en Afganistán después de haber invertido durante veinte años dos billones de dólares y de la pérdida de cien mil vidas entre militares de la OTAN, talibán, cooperantes y población civil, se impone hacer frente a la nueva situación y diseñar una estrategia de cara a los próximos años. El planteamiento de los Estados Unidos y sus aliados ha sido simple y aparentemente racional: si movilizamos suficientes efectivos para derrotar a los extremistas, si aportamos financiación y conocimiento experto en la medida requerida para formar a un ejército nacional, implantar una burocracia eficaz e instalar las infraestructuras de transporte, sanidad y educación que permitan un progreso significativo de la población, llegará el día en que podremos retirarnos dejando tras de nosotros un país transformado y con el aplauso general tanto de la mayoría de los afganos como de la comunidad internacional.

  • Carta a Pablo Casado

    Querido Pablo:

    Te escribo estas líneas porque encuestas de diversas procedencias -con la única excepción de las que falsifica La Moncloa por medio de Félix Tezanos- vienen reiterando desde hace semanas tu probable victoria en las próximas elecciones generales con un resultado que, si bien lejos de la mayoría absoluta, te garantizaría la condición de primera fuerza. A partir de aquí esos mismos sondeos dibujan también la clara posibilidad de que el voto favorable del partido que nació como una escisión del tuyo debido a la tórpida indolencia de tu predecesor, te haga presidente del Gobierno. Las consideraciones que te expondré a continuación no las consideres consejos porque nada más lejos de mi ánimo que darlos a quién seguramente no los necesita, pero sí léelas con la benevolencia que merecen las opiniones de alguien avalado por una dilatada experiencia de un cuarto de siglo de actividad política y que contempla desde la atalaya de su entrada en la tercera edad los aciertos y errores propios y ajenos con la intención de extraer de ellos algo de sabiduría y lúcido discernimiento.

  • Cayetana

    cayetana

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    La política es un ámbito contradictorio, en no pocas ocasiones repulsivo, en el que se producen los fenómenos más extraños y enfocarla racionalmente equivale a no entenderla. De vez en cuando, sin embargo, en este barrizal de vanidad, codicia, mediocridad, ignorancia, cainismo e incompetencia, surge una figura exótica que no encaja con el paisaje desolado de la lucha despiadada por el poder, una voz resuena en llamativa disonancia por su vigor armónico y su timbre elegante con la desagradable cacofonía de un debate parlamentario que en España ha alcanzado cotas ofensivamente rastreras.

  • Cúpulas, minaretes y grandes electores

    rey aplausos

    De manera periódica, los partidos políticos se ven sacudidos por crisis provocadas por el enfrentamiento entre su dirección central y sus ramas territoriales que exigen un funcionamiento de la organización más descentralizado, demandan mayor autonomía de decisión en su ámbito y pretenden elegir a sus cargos y candidatos sin interferencias de los máximo responsables nacionales. Este es un fenómeno derivado de la naturaleza misma de los partidos y ninguno escapa de estas tensiones.

  • El bucle catalán

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Los socialistas catalanes han cambiado de caballo en la última curva de la carrera que tiene su meta el próximo 14 de febrero. La sustitución ha sido realmente sustancial, han pasado de un cabeza de lista orondo y festivo, con contoneos de animador de discoteca, a otro ascético y lúgubre, con aspecto de empleado de pompas fúnebres. El hecho de que Salvador Illa haya desempeñado el cargo de ministro de Sanidad durante un año que ha visto morir por Covid-19 a ochenta mil españoles, principalmente ancianos atrapados en residencias geriátricas, presta a su candidatura un tono especialmente tétrico. Curiosamente, Pedro Sánchez ha impulsado esta pirueta de última hora con el argumento de que la notoriedad adquirida por el exalcalde de La Roca del Vallés como responsable máximo de la cartera encargada de evitar este drama contribuirá a obtener para el PSC un resultado mucho mejor que el que hubiera conseguido el trepidante Iceta. Se ha publicado que las encuestas avalan esta penetrante intuición del presidente del Gobierno, personaje al que, como es sabido, caracterizan su amor a la verdad y su capacidad de cualquier renuncia personal que sirva al interés general.

  • El cisne negro que pudo ser blanco

    bill gates

    Cuando escribo esta columna, el número de muertos por coronavirus en España ha llegado ya a los once mil, los infectados se acercan a los ciento veinte mil y las personas que han cesado en su empleo, bien por despido o por ser objeto de un ERTE, son más de novecientas mil. La catástrofe sanitaria, humana y económica va adquiriendo proporciones sobrecogedoras y es natural preguntarse si podía haber sido evitada y si, una vez iniciado el contagio en la ciudad china de Wuhan, sus efectos globales hubieran podido contenerse en mayor medida. En estos días trágicos, ha sido obligado recordar a Nassim Taleb y su célebre pentalogía Incerto, en particular su segundo libro, El cisne negro. Esta hoy popular expresión alude a un acontecimiento que es simultáneamente imprevisible y terrible. Se puede tratar de un magnicidio, de un terremoto, de un tsunami, de una pandemia, de un atentado terrorista o de la quiebra de un banco sistémico, cualquier suceso de consecuencias devastadoras de enorme alcance que nadie podía imaginar o conjurar.

  • El Estado exprimidor

    ¡Síguenos en Telegram!

    La última polémica trucada con la que el peor Gobierno que ha padecido España por lo menos desde la Transición -no hay que remontarse a fechas anteriores para no desviar el tiro- nos está castigando, agravando así los rigores térmicos del estío, consiste en atribuir a la Comunidad de Madrid por una parte un beneficio indebido por albergar a la capital del Reino y por otra la perpetración de un maligno dumping fiscal, en detrimento ambas cosas del resto de España. El primero en blandir tan venenosos argumentos, impregnados los dos de envidia y de resentimiento por la comparación del fracaso propio con el éxito ajeno, fue el diputado Rufián, militante incongruente en un partido que desprecia a los que por sus orígenes geográficos y preferencias lingüísticas debería considerar compañeros oprimidos y no enemigos a reeducar o a expulsar de Cataluña.

  • España: un pronóstico

    sanchez iglesias

    La prospectiva, como la medicina, no es una ciencia exacta, pero dentro de sus amplios márgenes de imprecisión, puede también determinar el éxito o el fracaso. Los seres humanos han intentado durante miles de años discernir el futuro y un sinnúmero de augures, videntes, profetas y sacerdotes de las más diversas deidades han consolado o embaucado a los que se acercaban a sus transparentes esferas, humeantes pebeteros, animales sacrificados o naipes misteriosos para indagar que les deparaba el destino. Hoy los grandes ordenadores y sofisticados algoritmos permiten afinar bastante en algunas cuestiones relevantes sobre lo que sucederá en diez, veinte o cincuenta años.

  • La Transición: excelente intención, pobres resultados

    sanchez batet congreso

    Cada 6 de Diciembre desde hace cuatro décadas con motivo de los festejos constitucionales se repite una reflexión colectiva sobre los logros de la Transición y su encarnación normativa, la Ley de leyes de 1978. Aunque los discursos oficiales son invariablemente laudatorios de nuestro ordenamiento básico y sus fundamentos conceptuales, políticos y morales, es imposible no advertir el lento, pero ininterrumpido, deterioro de nuestras instituciones y de la cohesión entre españoles, así como de la presencia y capacidad de acción del Estado en demasiadas partes del territorio nacional. En este cuadragésimo primer aniversario de la aprobación ampliamente mayoritaria en referéndum de la aún vigente Norma Suprema, una sensación descorazonadora, mezcla de desazón y de posibilidad real de fracaso, impregna el ánimo de nuestra sociedad, desde las elites más encumbradas hasta el más sencillo hombre de la calle, un desánimo profundamente arraigado fruto de una larga cadena de decepciones que han ido debilitando la fe en un proyecto que nació pleno de esperanza y de energía renovadora.

  • Los estertores del Estado

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Las diversas veces que en el pasado el Partido Socialista y el Partido Popular se comprometieron en sus campañas electorales a revertir la atrocidad que en términos constitucionales e institucionales representó la reforma de la Ley Orgánica del Poder Judicial de 1985 perpetrada por el dúo González-Guerra, que erosionó de forma implacable la independencia del Poder Judicial en nuestro país, y los subsiguientes incumplimientos por parte de ambos, incluso cuando contaron con cómodas mayorías para hacerlo, forman parte ya de la pléyade de infamias cometidas por los dos supuestos pilares sostenedores del sistema del 78. En estos días vivimos de nuevo este oprobio, con el agravante de que el número de postulantes a poltronas en el Consejo General del Poder Judicial se ha multiplicado e incluye a formaciones que han anunciado que su objetivo es tumbar el orden político y jurídico vigente y liquidar a España como Nación democrática garante de nuestros derechos y libertades.

  • Madrid nos mata

    ♦ ¡Síguenos en Telegram!

    En la época de la famosa movida madrileña se hizo popular la frase 'Madrid me mata' entre los castizos de la contracultura musical que venía a significar los gratificantes excesos de la urbe.

  • Moción de reprobación

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Vox ha anunciado que la moción de censura que se propone presentar en el Congreso será defendida por su diputado por Barcelona, Ignacio Garriga, aunque todavía se desconoce quién será el candidato a la Presidencia del Gobierno que exponga el programa que exige el carácter 'constructivo' de esta iniciativa parlamentaria. En principio, esta operación puede ser vista como una pirueta excéntrica de ánimo puramente propagandístico, dado que sus posibilidades de prosperar con la actual distribución de escaños en el hemiciclo de la Carrera de San Jerónimo son nulas. Sin embargo, la situación que atraviesa nuestro país, fuertemente castigado por una doble crisis sanitaria y económica de proporciones gigantescas y por una crisis institucional que pone en peligro su supervivencia como Nación, permite contemplar este acontecimiento político desde una perspectiva muy distinta que lo dota de sentido.

  • No hay sistema electoral perfecto

    boris johnson

    Las elecciones del pasado 12 de Diciembre en el Reino Unido dieron una amplia mayoría al Partido Conservador, que puede gobernar sin necesidad de apoyo de ninguna otra fuerza e imponer su programa sin otra limitación que las eventuales protestas populares contra alguna de sus medidas o el posible daño futuro en los siguientes comicios dentro de cinco años si se agota el plazo máximo de la legislatura. Por tanto, Boris Johnson tiene las manos libres para fijar la salida de su país de la Unión Europea el 31 de Enero y para adelantar el final del período transitorio, que no quiere que dure más de un año.

  • Pedro Sánchez y su aventura fáustica

    iglesias sanchez

    La gran literatura, Homero, Esquilo, Shakespeare, Cervantes, Goethe, Dostoievski, Flaubert, la que se alza en la cumbre de la cultura occidental, se caracteriza por su admirable capacidad de crear arquetipos, perfiles humanos que establecen unas categorías de tal alcance, riqueza y profundidad que definen para siempre aspectos esenciales de nuestra naturaleza y que son a partir de su aparición referencia obligada que ilumina el comportamiento de muchos hombres y mujeres reales para que los entendamos mejor. Entre estos personajes de ficción insoslayables figura, cómo no, el Doctor Fausto, figura atormentada como pocas, dispuesto a todo, al crimen violento, a la contradicción lacerante, a la alianza con seres nefandos, a la entrega de su alma al Maligno, con tal de satisfacer sus ambiciones y colmar sus apetitos.

  • Sánchez otorga al País Vasco el Estado Libre Asociado

    urkullu sanchez

    No existe otro Estado en todo el planeta que esté dedicado con tanto empeño como el español a su propio desmantelamiento. Normalmente, los Gobiernos, en la medida que se saben y se quieren guardianes de las naciones sobre las que ejercen su poder ejecutivo y en las democracias parlamentarias también en gran medida el legislativo, procuran mantener e incrementar su capacidad de dirigir los asuntos públicos y de hacer visible y efectiva su presencia dentro de sus fronteras. Sorprendentemente, nuestro sistema político e institucional fruto de la Transición y encarnado en la Constitución de 1978, ha tenido el efecto contrario. Desde el momento mismo del tránsito del autoritarismo a la democracia y a lo largo de cuatro décadas de forma ininterrumpida, con etapas de pausa y ralentización y otras de aceleración, pero siempre sin marcha atrás, los sucesivos inquilinos de La Moncloa han rivalizado en la cesión de competencias a las Comunidades Autónomas con especial atención a Cataluña y al País Vasco, precisamente los dos territorios con los que hubieran debido ser más cautos a la hora de proporcionarles instrumentos de autogobierno, como la experiencia ha demostrado amargamente.

  • Solidaridad sí, pero a cambio de eficiencia y rigor

    parlamento europeo

    Con motivo de la previsible crisis económica y social que seguirá a la pandemia de coronavirus y que afectará profundamente a varios Estados Miembros de la Unión Europea, España entre ellos, ha surgido la polémica sobre el nivel de solidaridad que debe existir entre los socios de la UE en estas dramáticas circunstancias. No estamos hablando de un problema baladí si se tiene en cuenta que el PIB español puede caer entre 2 y 5 puntos, según sea la severidad de la recesión que se nos viene encima, y requerir varios años antes de volver a la normalidad. En números redondos, nuestro país necesitará financiación adicional del orden de 200.000 millones de euros para sortear esta tragedia sin que se produzca un colapso fatal. En análoga situación se verán Italia y Francia, por citar otras dos grandes economías de la zona euro.

  • Un aniversario triste

    ♦ #StopCensura ¡Síguenos en Telegram!

    Cuando esta columna vea la luz estaremos celebrando el cuadragésimo segundo aniversario de la aprobación por una mayoría abrumadora de la azarosamente vigente Constitución de 1978. Una efeméride sin apenas motivos de alegría, en plena crisis sanitaria, institucional y económica, con un Gobierno presidido por un forajido de la política que no tiene otra guía que su imagen en el espejo de su desmedida ambición.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.