• Portada
  • España
  • Opinión
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        FAES: de la tarea a la coartada
        Viernes, 20 Enero 2017
        La abundante producción de la Fundación para el Análisis y los Estudios Sociales en sus tres décadas de existencia...
      • Alejandro Cao de Benós

        Alejandro Cao de Benós

        
        IMAGE
        Alejandro Cao de Benós
        La enviada ESPACIAL de EL MUNDO
        Domingo, 11 Octubre 2015
        No me he equivocado, sólo puede ser 'ESPACIAL' alguien que venga de Raticulín y sepa los secretos del universo, como...
      • Andrés Santo

        Andrés Santo

        
        IMAGE
        Andrés Santo
        La encrucijada del PSOE
        Miércoles, 19 Octubre 2016
        La crisis no solo se ha llevado por delante a millones de trabajadores y clases medias en nuestro país, que han...
      • El Aguijón

        El Aguijón

        
        IMAGE
        El Aguijón
        Odiadores profesionales
        Lunes, 02 Enero 2017
        Corría el día 2 de enero de 1492 cuando Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de Fernando II,...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        El antimilitarismo de la progresía
        Domingo, 05 Octubre 2014
        El antimilitarismo de la progresía es, como la mayor parte de las actitudes negativas, un implícito reconocimiento de...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        El Fiscal y la nieta de Carrero
        Viernes, 20 Enero 2017
        La nieta de Carrero Blanco ve "un disparate" pedir cárcel por tuits sobre su abuelo, y ha escrito una carta...
      • Jordi de la Fuente

        Jordi de la Fuente

        
        IMAGE
        Jordi de la Fuente
        Elecciones: regalando idiotez
        Sábado, 19 Diciembre 2015
        Tan-tan-taaaan, tan-tan-taaaan, tan-tan-tan-tatáááááán... llegan las Navidades, llega la ilusión, llegan las...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        La España de las dos velocidades
        Viernes, 20 Enero 2017
        He dicho muchas veces que la enfermedad nacionalista se cura viajando. Es más, el viajar enriquece tanto que cuando...
      • María Jamardo

        María Jamardo

        
        IMAGE
        María Jamardo
        No aplaudo tu gesto
        Domingo, 17 Enero 2016
        No eres más mujer, ni mejor profesional, porque hayas decidido ser madre.
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        'Cartas al vacío' de Gemma Serradell... Versos sobre nosotros mismos
        Lunes, 02 Enero 2017
        Sabemos que el valor no es aquella concatenación de gestos ampulosos y de palabras vanas a la que nos han acostumbrado...
      • Pilar Rahola

        Pilar Rahola

        
        IMAGE
        Pilar Rahola
        ¿Qué le pasa al PDECat?
        Domingo, 15 Enero 2017
        La tendencia a dispararse tiros en el pie es propia del sobe­ranismo. Hubo un tiempo en que era práctica recurrente...
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        De Fascista a Rojo: Ynestrillas se explica
        Viernes, 21 Agosto 2015
        Cambiar de forma de pensar es legítimo. San Pablo perseguía cristianos hasta la muerte antes de convertirse en uno de...
      • Salvador Sostres

        Salvador Sostres

        
        IMAGE
        Salvador Sostres
        Roca contra Trump
        Viernes, 20 Enero 2017
        El exdiputado de Convergència, Miquel Roca, publicó ayer un artículo en La Vanguardia lamentando el estilo brusco y...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • MD Sports
  • Sexo
  • Vídeos MD
  • Hemeroteca
  • Descuentos

Vie01202017

Última actualizaciónVie, 20 Ene 2017 9pm

La gallina

puigdemont-gallina

El presidente Puigdemont es la víctima propiciatoria de un proceso que está muerto pero que sigue corriendo como las gallinas a las que les han cortado el cuello y todavía no lo saben.

Mas sabía que no tenía ni la fuerza de las urnas ni fuerza de ninguna clase para enfrentarse a España y vencerla, pero no quiso ser él quien diera sepultura a la ensoñación independentista. Por ello decidió ganar tiempo para refundar la maltrecha Convergència y marcharse cinco minutos antes de que las anticipadas elecciones de marzo igualmente le finiquitaran. De propina nos ha dejado a un alocado alcalde de provincias, bruto e incendiario, para que corra sin cabeza como las gallinas, y que sea lo que Dios quiera.

Se dice que esta retirada pactada de Mas beneficia a Rajoy para poder formar gobierno. Tendría que ser así, pero el pobrísimo sentido de Estado que hasta el momento ha mostrado Pedro Sánchez vuelve inútil cualquier especulación. Quien sí va a beneficiarse del trueque en la Generalitat va a ser el Estado, en tanto que es bastante probable que Puigdemont, en su euforia rural y sin filtrar, y empujado por la CUP, caiga en excesos que limiten con el Código Penal. El precio político y emocional de tomar entonces alguna medida drástica contra él será muy inferior al de detener o encarcelar a Mas, que tiene una imagen mucho más presidencial y una puesta en escena que le da credibilidad como representante de todos los catalanes, incluso de los que no le han votado.

En cambio, en Puigdemont no hay ninguna contradicción entre su aspecto y sus intenciones, y su semblante de payés asilvestrado coincide con su independentismo de trago y tupper. No infunde el nuevo presidente de la Generalitat ninguna sensación presidencial, hasta el punto de que si en algún momento hace algo que merezca su inhabilitación, o incluso su detención, no sólo no va a originar ningún martirologio sino que gran parte de los catalanes vamos a sentirnos aliviados.

La CUP, que lejos de sentirse humillada por el acuerdo, se ha reivindicado diciendo que han «tirado a Mas al basurero de la Historia», va a poner al nuevo «president» al borde del abismo desde el primer día: los alegres muchachos antisistema han advertido que el acuerdo suscrito por Junts pel Sí es revisable «si no se avanza en la construcción de la república catalana», lo que en la práctica significa que pueden poner a Puigdemont en las más expuestas situaciones bajo el chantaje de retirarle si no obedece el apoyo parlamentario. En el debate de investidura de ayer, Anna Gabriel le recordó que tiene de tiempo 18 meses, y que el feminismo, el proceso constituyente y el rescate social son una cosa y lo mismo.

Paralelamente, Mas dejó el sábado la puerta abierta de su regreso, y si Puigdemont se pasa y se lo llevan preso, podría volver tras mandarle flores a la celda. Por lo tanto, el ya expresidente no se ha retirado para salvar el proceso, ni es un héroe, ni ha mostrado ninguna generosidad. Mas se ha ido porque sabía que iba a perder las elecciones y adulterando como cualquier Maduro la democracia: él mismo dijo que sometiendo a la CUP, y alquilándole un par de diputados, «hemos corregido lo que las urnas no nos dieron».

En su egoísmo, y en su mezquindad, ha preferido poner a un presidente de su partido que a Oriol Junqueras, que desaparecido Mas, es el líder natural del proceso. Y no sólo ha designado a uno de su partido, sino que ha elegido a uno especialmente limitado para poder apartarle de un codazo -en el caso de que la Justicia no lo haga antes- si algún día calcula que puede volver a ser el candidato de la Convergència que ahora tendrá tiempo para refundar.

Mas no ha dado un paso al lado. Ha huido del veredicto de su propio pueblo, cuyo derecho a decidir tanto dice defender. Mas ha escapado de las urnas, tal como el soberanisno, que tanta democracia reclama, ha forzado un acuerdo que la evitara, porque en marzo habría quedado mucho más en evidencia su condición de minoría.

Hay una gallina que corre decapitada y es Puigdemont y su fúnebre cortejo procesista. La CUP son el masovero del cuchillo ensangrentado que soñaba con poner una tienda de huevos pero que tras su absurda matanza va a tener que conformarse con hacerse una tortilla. Mas ha podido escapar, y es un forajido que vigila desde la verja lo que pasa en la finca para poder entrar a hurtadillas cuando los nuevos dueños se vayan a dormir.

A lo lejos, España hace ver que se preocupa, pero en el fondo sonríe.

>>>>>  Salvador Sostres | Artículo publicado en el diario ABC

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.