• Portada
  • España
  • Opinión
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Separatismo y democracia
        Miércoles, 11 Octubre 2017
        En estas últimas semanas de efervescencia de la cuestión catalana, los separatistas no han dejado de invocar a la...
      • Alejandro Cao de Benós

        Alejandro Cao de Benós

        
        IMAGE
        Alejandro Cao de Benós
        El superhéroe americano
        Domingo, 22 Enero 2017
        El robo como deporte es algo habitual en España y otros países. Recuerdo un funcionario del Ministerio de Asuntos...
      • Andrés Santo

        Andrés Santo

        
        IMAGE
        Andrés Santo
        La encrucijada del PSOE
        Miércoles, 19 Octubre 2016
        La crisis no solo se ha llevado por delante a millones de trabajadores y clases medias en nuestro país, que han...
      • El Aguijón

        El Aguijón

        
        IMAGE
        El Aguijón
        Odiadores profesionales
        Lunes, 02 Enero 2017
        Corría el día 2 de enero de 1492 cuando Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de Fernando II,...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        Carta a la ex-Comandante Zaida Cantero
        Miércoles, 05 Abril 2017
        Estimada ex compañera, Comandante Zaida: He leído hoy en prensa que quieres quitar a los "pater", como apoyo...
      • Erik Encinas

        Erik Encinas

        
        IMAGE
        Erik Encinas
        Cataluña al borde de la catástrofe absoluta
        Sábado, 14 Octubre 2017
        Cataluña vive una situación excepcional. El contexto es surrealista y muy decadente, y encima como si fuera poco,...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        No estoy seguro que quieran abrir el melón
        Sábado, 14 Octubre 2017
        Ha sido bueno e interesante el debate este miércoles en el Congreso tras las explicaciones dadas por Rajoy ante la...
      • Jordi de la Fuente

        Jordi de la Fuente

        
        IMAGE
        Jordi de la Fuente
        Esta mierda no es Barcelona
        Sábado, 19 Agosto 2017
        Estaba fuera de Barcelona y vine corriendo a la ciudad. Me metí de lleno en el barrio del Raval, porque en Las Ramblas...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        El Imperialismo catalanista
        Martes, 26 Septiembre 2017
        Para los separatistas catalanes su territorio no se limita a Cataluña, sino que se extiende a la Comunidad valenciana,...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Negociaciones en off en La Moncloa #Masby
        Sábado, 14 Octubre 2017
        Todo el mundo se extraña que a estas alturas de la película y con un golpe de Estado consumado, y no lo digo yo, lo...
      • María Jamardo

        María Jamardo

        
        IMAGE
        María Jamardo
        No aplaudo tu gesto
        Domingo, 17 Enero 2016
        No eres más mujer, ni mejor profesional, porque hayas decidido ser madre.
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los acontecimientos de Cataluña suponen el final del Régimen del 78
        Sábado, 14 Octubre 2017
        Al sistema corrupto del 78, los acontecimientos de Cataluña le acaban de asestar un golpe de muerte.
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        Crida del Moviment Falangista d'Espanya
        Viernes, 13 Octubre 2017
        El Moviment Falangista d'Espanya (M.F.E) us crida a agrupar-vos: a contactar els uns amb els altres per a la nostra...
      • Patricia Malagón

        Patricia Malagón

        
        IMAGE
        Patricia Malagón
        El independentismo catalán hace mucho ruido, pero son minoría
        Jueves, 07 Septiembre 2017
        Muchas veces un grupo minoritario de personas consiguen hacer mucho 'ruido' y consiguen que parezca que ellos son la...
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        De Fascista a Rojo: Ynestrillas se explica
        Viernes, 21 Agosto 2015
        Cambiar de forma de pensar es legítimo. San Pablo perseguía cristianos hasta la muerte antes de convertirse en uno de...
      • Rubén Navas

        Rubén Navas

        
        IMAGE
        Rubén Navas
        Y se hizo justicia
        Lunes, 22 Mayo 2017
        El domingo 21 fue un día muy largo para muchos militantes como yo. Madrugamos, fuimos de interventores a las mesas...
      • Salvador Sostres

        Salvador Sostres

        
        IMAGE
        Salvador Sostres
        Dos días que nos salvaron de la locura
        Jueves, 12 Octubre 2017
        Las tensiones en el bloque independentista se parecen en su intensidad a las tensiones entre la Generalitat y el...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo
  • Hemeroteca
  • Descuentos

Esa batalla de las buenas maneras: Ser o no Ser

ser-o-no-ser

Ser o no Ser no es sólo una buenísima película dirigida en 1.942 por Ernst Lubitsch. En esos cien minutos de ritmo ágil y de diálogos brillantes, Lubitsch nos demuestra lo bien que sabe contar una historia –una gran historia- y lo bien que sabe enmarcar, dentro de este magistral desarrollo narrativo, las excepcionales interpretaciones de todos –absolutamente todos- sus actores. Las obras maestras son siempre el resultado de una conjunción de factores: de un equilibrio positivo –a veces inestable- entre todos los elementos que concurren en la elaboración de una película. Ser o no Ser ofrece –en este sentido- una muestra prodigiosa de este difícil equilibrio aderezado –en todo momento- por el llamado toque Lubitsch. La firma indiscutible de un director magnífico.

Ser o no Ser es algo más. Es una metáfora perfecta sobre la posibilidad de oponerte a los tiranos no sólo mediante el uso de la fuerza –forma suprema y evidente de resistencia a la opresión- sino también por medio del ingenio, la inteligencia, los buenos modales y los usos civilizados. Porque en Ser o no Ser se contraponen dos mundos antitéticos: el del fanatismo férreo y monolítico del opresor frente al del desorden diverso y elegante de los oprimidos. Aquel mundo desolado por la derrota que –a pesar de la humillación- sabe sobrevivir con la ironía como coraza, manteniendo intacta su propia jerarquía de valores. Los triunfantes vencedores –por el contrario- no cuentan más que un factor de fuerza ilimitada que –sin embargo- no consigue hacer triunfar su visión del mundo. Un inteligentísimo humor enfrentado a la fuerza bruta, y la consideración de las actitudes civilizadas como última línea de resistencia frente al terror.

Una Compañía de Teatro en Varsovia con todos sus defectos y virtudes: la fatuidad de los actores, su orgullo no siempre merecido, los secundarios que aspiran eternamente a un papel protagonista, el profundo conocimiento de la vida que da el estudio de los autores clásicos y un patriotismo indestructible que les anima –lejos de la pasividad de la rendición- a seguir luchando. En esta Compañía, vive y trabaja la genial pareja de los protagonistas: María Tura (Carole Lombard) y Joseph Tura (Jack Benny). Un peculiarísimo matrimonio envuelto en un código propio de divertidísima vanidad actoral y de un curioso –aunque profundamente civilizado- sentido de la fidelidad. Lubitsch y su visión asumidamente alternativa de las relaciones familiares. En este marco, se desarrolla un triángulo amoroso nada convencional: un joven piloto (Robert Stack) absolutamente enamorado de María Tura, y una María Tura que –desplegando el total encanto de su madurez- se deja querer por el joven piloto.

Partiendo de esta aparentemente sencilla base, Lubitsch articula un engranaje narrativo de complejidad in crescendo haciendo que la compañía de actores, que aprovechan el atrezzo y los papeles ensayados de una comedia antinazi que pretendieron estrenar antes de la ocupación, se enfrente valiente –e ingeniosamente- a los invasores. Lubitsch contrapone el mundo del teatro –la cultura y la sensibilidad- al aparato represor del ocupante –la fuerza bruta de la obediencia ciega- y las buenas maneras –los hábitos civilizados de un matrimonio sólido- a la zafiedad fanática de los tiranos. Y lo mejor es que esta pugna se desarrolla sin dejar de profundizar –a veces someramente y a veces con la debida extensión- en el carácter de los personajes y en sus respectivas motivaciones. Sólo así podemos divertirnos contemplando –asombrados- la manera de querer a su marido que tiene María Tura –la cual no excluye, en absoluto, un intrascendente romance con el joven aviador- o la infinita vanidad de su marido Joseph quien –aunque celoso y preocupado por la marcha de su matrimonio- no se olvida de dar una hilarante rienda suelta a su ilimitado egocentrismo. Ese cine de puertas que se abren y se cierran -el toque Lubistch- reservando cada puerta una nueva sorpresa o una sugerencia inteligente, dependiendo del momento narrativo de la escena.

Existieron directores que se enfrentaron al nazismo con humor y con ironía, en vez de con gruesa propaganda. Lubistch – al igual que Chaplin en El Gran Dictador pero sin mantener tesis final alguna en su argumento- no deja de tener claro que fuera de las buenas maneras -y de los hábitos culturales de un mundo cortés y tolerante- se encuentra la sinrazón de la barbarie. En definitiva, entendiendo que, detrás de la ausencia de sentido del humor y de las demás actitudes civilizadas, se esconden la esclavitud y el sectarismo. Un mensaje que no siempre fue bien entendido en 1.942. Se dijo –incluso- que la película hacía escarnio y mofa de la Resistencia Polaca. Un conjunto de mujeres y hombres que, a raíz de uno de los episodios más valientes y honrosos de la Segunda Guerra Mundial, resultó prácticamente exterminado en el Alzamiento de Varsovia en el verano de 1.944. Lubitsch no se ríe de aquellos combatientes que siguieron luchando bajo la dura ocupación. Tan sólo nos muestra –claro y luminoso con la perspectiva que nos da el tiempo transcurrido- el conjunto de principios por los que vale la pena luchar y –en último término- morir. Una nota optimista en medio de tanta desolación y tanta muerte. Un mundo divertido y diverso que, provisto de usos y hábitos propios, es tremendamente superior al de sus enemigos. Un mundo por el que se está luchando justo en el mismo momento de rodar la película. Porque, en definitiva, aquellas formas sociales desprovistas de buenas formas -de civilización- no merecen ser defendidas.

Carole Lombard murió –en un terrible accidente de aviación- un poco antes del estreno de la película. Venía de promocionar y vender bonos de guerra pocos meses después del ataque japonés a Pearl Harbour y de la consiguiente entrada en la Guerra de los Estados Unidos. El Presidente Roosevelt dijo de ella que era la primera mujer caída por su patria en la Segunda Guerra Mundial. Impresiona saber que Carole Lombard –bellísima y sofisticada en esta película- cayó precisamente por aquello que se defendía en su último trabajo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.