• Portada
  • España
  • Opinión
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Sin convicción, sólo queda la fuerza
        Domingo, 20 Agosto 2017
        Tras los terribles ataques terroristas del ISIS en Barcelona y Cambrils, Carles...
      • Alejandro Cao de Benós

        Alejandro Cao de Benós

        
        IMAGE
        Alejandro Cao de Benós
        El superhéroe americano
        Domingo, 22 Enero 2017
        El robo como deporte es algo habitual en España y otros países. Recuerdo un funcionario del Ministerio de Asuntos...
      • Andrés Santo

        Andrés Santo

        
        IMAGE
        Andrés Santo
        La encrucijada del PSOE
        Miércoles, 19 Octubre 2016
        La crisis no solo se ha llevado por delante a millones de trabajadores y clases medias en nuestro país, que han...
      • El Aguijón

        El Aguijón

        
        IMAGE
        El Aguijón
        Odiadores profesionales
        Lunes, 02 Enero 2017
        Corría el día 2 de enero de 1492 cuando Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de Fernando II,...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        Carta a la ex-Comandante Zaida Cantero
        Miércoles, 05 Abril 2017
        Estimada ex compañera, Comandante Zaida: He leído hoy en prensa que quieres quitar a los "pater", como apoyo...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Dunkerke y nuestra historia
        Sábado, 29 Julio 2017
        Estuve viendo la película Dunkerque. A quien le gusta el cine bélico con valores, se la recomiendo. Al que le gusta...
      • Jordi de la Fuente

        Jordi de la Fuente

        
        IMAGE
        Jordi de la Fuente
        Esta mierda no es Barcelona
        Sábado, 19 Agosto 2017
        Estaba fuera de Barcelona y vine corriendo a la ciudad. Me metí de lleno en el barrio del Raval, porque en Las Ramblas...
      • Jordi Garriga

        Jordi Garriga

        
        IMAGE
        Jordi Garriga
        El buenismo y el tontismo
        Sábado, 19 Agosto 2017
          Muchas veces se habla del buenismo como la tendencia a creer que con buenas palabras y buenas acciones, y...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        La vela ligera y el surf a la mierda gracias a Rajoy
        Martes, 01 Agosto 2017
        Este artículo lo escribí para Periodista Digital e inmediatamente fue censurado. Y evidentemente mi blog Al Borde...
      • María Jamardo

        María Jamardo

        
        IMAGE
        María Jamardo
        No aplaudo tu gesto
        Domingo, 17 Enero 2016
        No eres más mujer, ni mejor profesional, porque hayas decidido ser madre.
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Los diez agujeros de la justicia española
        Lunes, 31 Julio 2017
        Todos los días nos encontramos con noticias que ya son habituales y no nos sorprenden, pero que son de extrema...
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        Abogados de secano
        Martes, 11 Julio 2017
        Toda persona puede gestionar públicamente sus procesos como le venga en gana. Toda persona puede exaltar calurosamente...
      • Patricia Malagón

        Patricia Malagón

        
        IMAGE
        Patricia Malagón
        La competencia y el mercado son la verdadera democracia
        Miércoles, 26 Julio 2017
          Hayek escribió en su célebre obra 'Camino de servidumbre' que "aquellos que creen que, si el Gobierno no...
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        De Fascista a Rojo: Ynestrillas se explica
        Viernes, 21 Agosto 2015
        Cambiar de forma de pensar es legítimo. San Pablo perseguía cristianos hasta la muerte antes de convertirse en uno de...
      • Rubén Navas

        Rubén Navas

        
        IMAGE
        Rubén Navas
        Y se hizo justicia
        Lunes, 22 Mayo 2017
        El domingo 21 fue un día muy largo para muchos militantes como yo. Madrugamos, fuimos de interventores a las mesas...
      • Salvador Sostres

        Salvador Sostres

        
        IMAGE
        Salvador Sostres
        El rostro de un fantasma
        Domingo, 20 Agosto 2017
        Poco antes de ser asesinado por la Mafia, un periodista le dijo al juez Falcone que era muy valiente porque no tenía...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • MD Sports
  • Humor
  • Sexo
  • Hemeroteca
  • Descuentos

Lun08212017

Última actualizaciónDom, 20 Ago 2017 7pm

Jerarquía de prioridades

rajoy-preocupado

En la vida todos tenemos una visión de lo que está bien y de lo que está mal, de lo que es relevante y de lo que es accesorio, de lo que nos conviene y de lo que no nos conviene, de lo que debemos hacer y de lo que nos gusta hacer. Hay una palabra alemana muy sonora, Weltanschauung, que significa eso, la forma en la que vemos la realidad del mundo, el conjunto consolidado de conocimientos, creencias, convicciones e intuiciones que determina nuestras decisiones y nuestra jerarquía de valores y prioridades.

Leer más...

La erupción populista

la-erupcion-populista 

El título de esta columna no emplea la palabra "erupción" en el sentido volcánico, sino en el dermatológico. En efecto, Donald Trump, Marine Le Pen o Pablo Iglesias, al igual que otros muchos extremistas de izquierda o de derecha, tan distintos en sus planteamientos ideológicos y en sus propuestas programáticas, son sin excepción pústulas en la piel de las sociedades occidentales en las que han surgido y en las que han escalado rápidamente altos niveles de apoyo electoral. Su discurso está plagado de hipérboles forzadas, de simplificaciones reduccionistas y de recetas económicas o sociales absurdas, pero se basa en hechos incontestables y en críticas con frecuencia justificadas al señalar defectos de sus respectivos sistemas políticos, aunque las soluciones que propugnan sean aberrantes. Por tanto, no basta con descalificarlos mediante artillería de sal gruesa o ridiculizarlos de manera automática, hay que analizar las razones de su éxito y realizar un examen de conciencia profundo en relación al malestar de amplias capas de ciudadanos a ambos lados del Atlántico, que se traduce en votos para estos demagogos tan peligrosos para las libertades y la prosperidad de sus países como eficaces en sus estrategias de comunicación. La toma del poder por un monstruo psicopático en la Alemania de los años treinta del siglo pasado aupado por las urnas obedeció, entre otros motivos, a la falta de una correcta interpretación de los sentimientos, las aspiraciones y los agravios de la población de la gran nación derrotada en la Gran Guerra de 1914-1918 por parte de los propios demócratas alemanes y de los Gobiernos de las potencias victoriosas.

Leer más...

¿Qué debe hacer Ciudadanos?

que-debe-hacer-ciudadanos 

Max Weber distinguió entre la ética de los principios y la ética de la responsabilidad y Nicolás Maquiavelo separó el ámbito de la moral privada del de la moral del gobernante. De acuerdo con el gran sociólogo alemán, los que ejercen la actividad política ven limitada su adhesión a los valores en los que creen por la realidad de sus obligaciones públicas, que en ocasiones les conduce a modular o incluso a contradecir en sus decisiones las reglas éticas que rigen su conciencia o las bases ideológicas de su concepción de la vida colectiva. La célebre frase de José Luis Rodríguez Zapatero "bajar impuestos es de izquierdas", pronunciada en épocas de falsa prosperidad debida a las burbujas financiera e inmobiliaria y corregida brutalmente bajo la fusta de Bruselas cuando llegó la recesión, denota este tipo de separación entre las convicciones y las necesidades del momento, aunque el ex-Presidente no lo sabía porque él pertenece más al mundo de la fantasía que al del duro acontecer cotidiano.

Leer más...

Váyase señor Rajoy

vayase-senor-rajoy

Dejando aparte los motivos actuales aducidos por Albert Rivera y Pedro Sánchez para negarse a permitir con su voto favorable o con su abstención la investidura de Mariano Rajoy como Presidente de Gobierno, existen sólidas razones que en muchos países europeos de asentada cultura democrática hubieran determinado desde hace bastante tiempo la dimisión del líder del PP como máximo responsable de dicha formación. Está en primer lugar su evidente incapacidad como gobernante. A finales de 2011, tras la desastrosa etapa Zapatero, España se encontraba inmersa en una crisis galopante que afectaba a los ámbitos económico, institucional, moral y de unidad nacional. Los votantes, conscientes de la gravedad de la situación y profundamente decepcionados por el sectarismo y la frivolidad del entonces Secretario General del PSOE, se arrojaron en brazos del Partido Popular otorgándole la mayoría absoluta más amplia de su historia. A esta circunstancia se añadía la desmoralización completa de un Partido Socialista descabezado y derrotado, lo que ofrecía a Rajoy en aquel momento la posibilidad real de acometer las reformas estructurales que España necesitaba sin tener que vencer apenas resistencia. Si en el primer semestre de 2012 hubiese puesto en marcha, tal como le reclamaron no pocas voces serias de su espacio ideológico, una ambiciosa agenda política abarcando la estructura territorial del Estado, la independencia de la justicia y de los órganos reguladores, la calidad de la educación, la flexibilidad del mercado laboral, la fiscalidad, la eficiencia de la Administración, la reducción del gasto público consuntivo, la democratización interna de los partidos, la erradicación de la corrupción y la mejora del sistema electoral, hoy nuestro país estaría en condiciones de aprovechar al máximo la recuperación. Si con la clase política más incompetente y venal de Europa y un Estado que drena recursos a un ritmo insostenible, estamos creciendo al 3%, no cuesta imaginar como estaríamos si Rajoy hubiese aprovechado la coyuntura extremadamente favorable que se le brindó hace cinco años.

Leer más...

La negación de la política

 rivera-sanchez-rajoy-iglesias

Se supone que los políticos tienen en la cabeza un determinado modelo de sociedad elaborado a partir de la experiencia histórica vivida o estudiada en los libros, de un conocimiento riguroso de los mecanismos de funcionamiento de la economía, es decir, del entorno normativo, fiscal y laboral óptimo para crear valor añadido y empleo, y de unas convicciones morales sustentadas en un sistema de valores derivado de una concreta visión antropológica. A partir de aquí se espera de ellos que lo expongan de forma sistematizada y clara y que demuestren capacidad de convicción con el fin de conseguir el apoyo de sus conciudadanos en las urnas. Su objetivo debería ser la consecución del poder para plasmar en leyes y medidas de gobierno, su idea de la buena sociedad, proporcionando así a sus administrados bienestar, progreso, seguridad, justicia y prosperidad. Por supuesto, el poder no sería visto por semejante tipo de político como un fin en sí mismo, sino como un medio para llevar a la práctica lo que consideran mejor para su país. Ni que decir tiene que la honradez más acrisolada sería su divisa y la preservación del interés general su regla de conducta habitual. Su interacción con los votantes sería permanente y se esforzaría sin descanso en explicar los motivos de sus decisiones de manera transparente ganándose así la confianza de los electores, que le profesarían respeto y afecto. Las técnicas de comunicación en ningún caso se utilizarían para manipular datos, excitar bajas pasiones, despertar odio o división o conseguir adhesiones emocionales acríticas. Por el contrario, su propósito se centraría en hacer entender el funcionamiento de las instituciones, el verdadero origen de los problemas y la bondad de las soluciones requeridas. El discurso de este hipotético político ideal iría dirigido a estimular lo más alto y noble de la naturaleza humana y a amortiguar o neutralizar los instintos destructores que todo hombre alberga en su interior.

Leer más...

Cisnes negros

londres

No podía ni debía suceder y ha sucedido. Sus consecuencias serán de largo alcance y no precisamente positivas. Ha sumido en el desconcierto a las elites políticas, empresariales, financieras e intelectuales europeas, que tardarán en reponerse del golpe y que se debaten entre la congoja, el miedo y la incertidumbre. El futuro ya no es lo que era y es difícil predecir cómo será. Siete décadas ininterrumpidas de progresiva integración continental, con sus avances y retrocesos, pero siempre en dirección de una unión cada vez más estrecha, han quedado traumáticamente interrumpidas y la máquina comunitaria, con sus ruedas atascadas en el lodo, gira en el vacío mientras su motor recalentado humea impotente. Un enorme cisne negro ha desplegado sus alas sobre las Islas Británicas y su sombra oscura ha cubierto al conjunto de la Unión Europea sumiéndola en un estremecimiento frío de desconcierto y de duda. El Brexit ha triunfado.

Leer más...

El salón de los encuentros

cuatro-lideres

La crisis y el fin del bipartidismo han alumbrado una literatura que empieza a ser abundante sobre las causas de las turbulencias políticas, económicas y sociales que agitan a España en esta fase agónica del régimen del 78, así como las posibles soluciones que vía reforma pueden conjurar los muchos y graves males que se ciernen sobre su futuro. Entre esta larga serie de títulos de corte "regeneracionista", que recuerda la nutrida producción que se originó tras el desastre del 98, acaba de aparecer un libro que, desde una perspectiva histórica, reflexiona lúcidamente sobre el devenir contemporáneo de nuestro país, disecciona implacablemente los evidentes defectos de nuestro sistema institucional y, al hacerlo, apunta con acierto los remedios que se deben tomar si no queremos que el período de nuestra vida en común que tan esperanzadamente comenzó hace treinta y ocho años acabe en un colapso traumático como el que marcó el fin de la Restauración con el derrumbe de la II República y el subsiguiente y sangriento enfrentamiento civil.

Leer más...

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.