credit
Back Usted está aquí: Inicio Opinión Columnistas de opinión

Columnistas de opinión

Escribir sobre la Navidad

navidad-clasic

Antes era sencillo escribir sobre la Navidad. Era sencillo escribir sobre personas –sobre las que estaban y sobre las que no estaban- reunidas alrededor del calor especial de estos días. Era sencillo escribir sobre esas profundas sensaciones que, a lo largo de los años, nos habían acompañado en Navidad. Era fácil escribir de aquellos tiempos pasados y felices y, más fácil aún, de aquellos tiempos pasados y muy tristes. Tanto unos como otros nos marcaron. Tanto unos como otros fueron amontonando tristezas y alegrías en nuestro particular cuarto trastero. El transcurso del tiempo no sólo nos había convertido en lo que somos: también nos había dado el bagaje suficiente como para poder escribir sobre estas cosas. Yo escribía sobre las Navidades que había tenido pero –tal vez con un sentimiento más sincero- escribía sobre aquellas Navidades que no había podido tener. Y así, año tras año, he ido concatenando artículos que hablaban sobre ello.

Leer más...

En el 2014… nos vamos a poner morados

bandera-republica

Porque ya estamos hartos de congelaciones salariales, y de subidas de precios, de intereses, y de ipecés, nos ponemos morados de ira.

Leer más...

Claves presidenciales

rajoy-relax

Una entrevista de seis páginas en el diario de mayor circulación de nuestro país es un esfuerzo muy de agradecer por parte de un Presidente de Gobierno más bien parco en sus comunicaciones a los medios y merece ser leída con toda atención porque permite conocer elementos interesantes de su pensamiento, sin duda determinantes a la hora de entender su política. Hay algunas de sus reflexiones y afirmaciones que resultan especialmente dignas de ser resaltadas desde esta perspectiva.

Leer más...

El regreso del bosque tenebroso

bosque-noche

Otra vez hemos estado dando vueltas a lo mismo. Otra vez se ha líado una gran bronca facebookera aunque, también es de justicia decirlo, en esta ocasión hemos sabido terminar a tiempo. Sin entrar al trapo porque, para bien y para mal, todo este invento da cada vez mayor pereza. A mí ya no me gusta discutir en el face: entre otras cosas porque no nos lleva a ningún sitio. Otra cosa es que no exprese –cuando, donde y como quiera- mis propias opiniones. Siempre he pensado que todos estos problemas no son más, en el fondo y en la forma, que una lucha prolongada en el tiempo –agudizada ahora por el uso de las redes sociales- entre los que queremos opinar libremente y entre los que no nos quieren dejar hacerlo. Entre los que solemos decir lo que pensamos y entre los que no lo dicen nunca. O entre quienes lo dicen y, además, quieren imponérnoslo.

Leer más...

La dimensión política del nacionalismo

independentistas-clam

Enrique Area Sacristán.

Teniente Coronel de Infantería del Ejército español. Doctor por la Universidad de Salamanca.

http://www.defensa-nacional.com/curriculum.html

Al margen del peso de explicaciones históricas y sociológicas, debe hacerse notar que todos los estudios que hemos hecho sobre el nacionalismo tienden a subrayar la significación de un dato que nunca ha pasado desapercibido: el decisivo significado de la busqueda del poder en estrecha relación con la materialización más plástica del mismo en los tiempos modernos, el Estado. El nacionalismo se constituye así en una instancia privilegiada de legitimación del Estado ya existente o en el vehículo a través del cual nuevos agentes sociales pretenden llegar a la conquista del poder político en la forma, preferente pero no exclusiva, de Estado soberano. El elemento que subyace a todo lo que hemos visto, complejos y contradictorios papeles políticos es el convencimiento de su funcionalidad cara al objetivo de conquista o mantenimiento del poder en sus distintas plasmaciones territoriales.

Leer más...

La estulticia

boicot-israel

Los sospechosos habituales han reaccionado. Tarde, es cierto, quizás agobiados por el indiscutible éxito de los acuerdos económicos y culturales surgidos del viaje del president Mas a Israel. Pero como la manía antiisraelí es una de las más fuertes del planeta Catalunya, y como los militantes de la cosa están siempre al acecho, no fuera que se les escapara alguna noticia con la palabra Israel que ellos no hubieran denunciado, vilipendiado, boicoteado y etcétera, finalmente ha llegado el numerito previsible. Y el numerito, en este caso, es "la exigencia" (término sobradamente democrático) al rector de la Universitat de Vic y al alcalde Vila d'Abadal de que rompan el acuerdo con la Universidad de Haifa y el Rambam Health Care Campus. Es decir, que rompan cualquier acuerdo con una universidad de gran categoría académica, y un hospital de renombre internacional. Sobra decir que tal exigencia la hacen extensiva a todos los que tengan la osadía de cerrar acuerdos con universidades y hospitales israelíes. Y a partir de aquí, la retórica al uso sobre las pérfidas maldades de Israel y las bondades eternas de Palestina, haciendo buena la idea de que cuanto más complejo es un conflicto, más simplista es el análisis de los irreductibles.

Leer más...

¿Partidos nacionalistas o grupos de presión?

nazionalistas

Enrique Area Sacristán.

Teniente Coronel de Infantería del Ejército español. Doctor por la Universidad de Salamanca.

http://www.defensa-nacional.com/curriculum.html

El sistema de partidos en España ha pasado a ser prácticamente bipartidista en el conjunto del Estado, mientras no se demuestre lo contrario, aunque tal bipartidismo aparezca corregido por la presencia de los partidos nacionalistas que en sus territorios consiguen ser primeros o segundos en las circunscripciones en que aquellos se dividen. Lo que quiere decir, ni más ni menos, que cuando uno de los dos grandes partidos, PP o PSOE, no alcanzan la mayoría absoluta en el Congreso, no existe una posible bisagra estatal con la que formar Gobierno o de la que obtener el sostén parlamentario necesario para formar una sólida mayoría capaz de sostenerlo, de modo que el ganador por mayoría relativa sólo es capaz de gobernar buscando el apoyo externo de partidos nacionalistas. Tal situación, dice Blanco, coloca a los "agraciados", en cada caso, en la posición de partidos extractivos, casi grupos de presión, que pasan a estar en condiciones de plantear su relación con el Gobierno nacional en unos términos muy claros: gobernabilidad nacional a cambio de poder regional. Si esos aliados nacionalistas del Gobierno del Estado son, además, como ocurrió en todo el periodo 1979-2003 en Cataluña y 1979-2009 en Vascongadas, partidos gobernantes en sus respectivos territorios, la presión descentralizadora cobra entonces su sentido, pues el que presiona es el directo beneficiario de los réditos políticos y económicos que produce la presión.

Leer más...