• Portada
  • España
  • Opinión
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        Hacer y convencer
        Viernes, 13 Enero 2017
        La política en sociedades democráticas, se ha repetido hasta la saciedad, es en buena parte comunicación. La razón...
      • Alejandro Cao de Benós

        Alejandro Cao de Benós

        
        IMAGE
        Alejandro Cao de Benós
        La enviada ESPACIAL de EL MUNDO
        Domingo, 11 Octubre 2015
        No me he equivocado, sólo puede ser 'ESPACIAL' alguien que venga de Raticulín y sepa los secretos del universo, como...
      • Andrés Santo

        Andrés Santo

        
        IMAGE
        Andrés Santo
        La encrucijada del PSOE
        Miércoles, 19 Octubre 2016
        La crisis no solo se ha llevado por delante a millones de trabajadores y clases medias en nuestro país, que han...
      • El Aguijón

        El Aguijón

        
        IMAGE
        El Aguijón
        Odiadores profesionales
        Lunes, 02 Enero 2017
        Corría el día 2 de enero de 1492 cuando Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de Fernando II,...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        El antimilitarismo de la progresía
        Domingo, 05 Octubre 2014
        El antimilitarismo de la progresía es, como la mayor parte de las actitudes negativas, un implícito reconocimiento de...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        El PP de Bilbao, ni ha olvidado nada, ni ha aprendido nada
        Viernes, 13 Enero 2017
        Me imagino la conversación de Luis Eguiluz, concejal del PP en el ayuntamiento de Bilbao, y Alfonso Alonso cuando...
      • Jordi de la Fuente

        Jordi de la Fuente

        
        IMAGE
        Jordi de la Fuente
        Elecciones: regalando idiotez
        Sábado, 19 Diciembre 2015
        Tan-tan-taaaan, tan-tan-taaaan, tan-tan-tan-tatáááááán... llegan las Navidades, llega la ilusión, llegan las...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Feliz Navidad 2016
        Domingo, 25 Diciembre 2016
        Llegamos a la Navidad después de un año marcado por grandes contrastes. Por un lado los ciudadanos hemos tenido que...
      • María Jamardo

        María Jamardo

        
        IMAGE
        María Jamardo
        No aplaudo tu gesto
        Domingo, 17 Enero 2016
        No eres más mujer, ni mejor profesional, porque hayas decidido ser madre.
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        'Cartas al vacío' de Gemma Serradell... Versos sobre nosotros mismos
        Lunes, 02 Enero 2017
        Sabemos que el valor no es aquella concatenación de gestos ampulosos y de palabras vanas a la que nos han acostumbrado...
      • Pilar Rahola

        Pilar Rahola

        
        IMAGE
        Pilar Rahola
        ¿Qué le pasa al PDECat?
        Domingo, 15 Enero 2017
        La tendencia a dispararse tiros en el pie es propia del sobe­ranismo. Hubo un tiempo en que era práctica recurrente...
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        De Fascista a Rojo: Ynestrillas se explica
        Viernes, 21 Agosto 2015
        Cambiar de forma de pensar es legítimo. San Pablo perseguía cristianos hasta la muerte antes de convertirse en uno de...
      • Salvador Sostres

        Salvador Sostres

        
        IMAGE
        Salvador Sostres
        Rufíán y Amancio
        Domingo, 15 Enero 2017
        Al diputado Gabriel Rufián le ha pasado que tras haber criticado a Amancio Ortega y su método de trabajo, le han...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • MD Sports
  • Sexo
  • Vídeos MD
  • Hemeroteca
  • Descuentos

Wenger le niega el asiento a Mourinho y se desata la tensión en la reunión de entrenadores

mou-wegner

A José Mourinho el United le ha cambiado la vida. El matrimonio Mou-Red Devils va viento en popa. Ambos se necesitaban. En Old Trafford desde el adiós de Ferguson, el banquillo estaba vacío de un verdadero líder. Por su parte, el técnico portugués, tras terminar de manera abrupta sus dos últimos proyectos -Real Madrid y Chelsea-, ansiaba llegar a un club que le proporcionara estabilidad.

Mourinho, que ha formado un equipo a su medida, está feliz, relajado, irreconocible. Reparte abrazos y sonrisas entre sus colegas de profesión y en las ruedas de prensa, en ocasiones, hasta habla de fútbol.

En la reunión anual de técnicos organizada por la UEFA en Nyon -es un foro que se viene realizando desde hace 18 años y que tiene a Alex Ferguson como embajador, y en el que los técnicos comparten ideas, hablan de fútbol y cenan con un buen vino- Mourinho transmitía esa felicidad.

Reparte tanto cariño, prensa incluida, que entra el último en la sala donde Ferguson se dispone a dar el discurso de bienvenida. Entonces, como cuenta en exclusiva José Felix Díaz en el diario Marca, se produce un hecho insólito. Pocos asientos libres quedan. Atrás, Mou divisa uno. El portugués se acerca y pregunta a la persona que está al lado que si se puede sentar ahí. "No, aquí no es posible". La respuesta deja atónitos a los presentes. Esa persona, que niega el asiento a José Mourinho no es otra que Arsène Wenger.

Una enemistad que viene de años

Wenger y Mourinho son enemigos irreconciliables desde hace 11 años. En la temporada 2004/05 Wenger prendió la mecha hablando del Chelsea, criticando su estilo de juego -"el Chelsea de Mourinho pone en riesgo el deporte negándose a tomar la iniciativa"- y haciendo de gurú afirmando que los dos tropiezos de los blues ante el Everton y el Charlton, "minaría su moral y se resentirían".

La respuesta de Mou dejó tiritando a Arsène. "Creo que (Wenger) es una de esas personas que es un 'voyeur'. Le gusta mirar a otras personas. Hay algunos tipos que cuando están en su casa, tienen un enorme telescopio para ver qué están haciendo otras familias".

A partir de ahí, Wenger jamás volvió a mirar a los ojos al técnico luso. El cruce de declaraciones entre ambos ha sido constante. El último episodio se dio en la rueda de prensa de presentación de José Mourinho como nuevo técnico del United. "Hay entrenadores que hace 10 años que no ganan. Si yo tengo que demostrar, imagina ellos", en una clara alusión al técnico del Arsenal.

Wenger, más vinagre que nunca

El técnico del Arsenal, Arsène Wenger, vive sus momentos más delicados en sus 20 años como entrenador gunner. Las voces criticas se han multiplicado en los últimos años y el francés afronta está temporada con muchos hinchas mirando con lupa lo que haga su equipo.

Wenger lleva más de 19 temporadas impartiendo clases en la Premier League y sus más de 1.000 partidos con el Arsenal lo convierten en una leyenda que llegó para poner patas arriba los cánones del fútbol inglés. Aportó color, alegría y dinamismo a un juego que aún estaba instalado en el blanco y negro. Su abecé futbolístico cambió por completo el rumbo de la Premier League.

Bajo su batuta, los gunners cambiaron de casa. Atrás quedó el viejo Highbury, donde cabían 38.000 personas, sin asientos, y fue momento de dar la bienvenida al nuevo hogar: el Emirates, donde el conjunto del este de Londres se embolsa por cada partido como local un millón de libras.

Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. Reventó la burbuja inmobiliaria, se multiplicaron por tres los costes de la urbanización del nuevo estadio y el francés tuvo que comprometerse con los dueños del club a clasificar al equipo para la Champions durante cuatro años consecutivos y, al tiempo, vender a una de sus estrellas al finalizar cada curso futbolístico.

Durante años, la afición se lo agradeció, pero de un tiempo a esta parte le han pedido más títulos y menos beneficios, y han surgido voces muy críticas desde las gradas del Emirates. Y no sin razón. Desde hace dos años, con el presupuesto ya cuadrado, Wenger dispone de unos 80 millones de libras cada temporada para retocar la plantilla a su antojo. Llegaron jugadores de la talla de Özil o Alexis Sánchez, pero ahí se cortó el grifo.

Tras convertirse en una leyenda del Arsenal, el problema de Wenger es que no ha sabido reinventarse. Sus métodos de entrenamiento y su filosofía de juego son innegociables. Como parece que también lo es el hecho de caer por decreto en los octavos de Champions porque tu estilo de juego va como anillo al dedo a rivales tipo Barcelona o disponer una temporada sí y otra también de una lista interminable de lesionados.

Otro de los pecados de Arsène Wenger es el hecho de no saber aprovechar el mal momento de históricos como el Chelsea, el Liverpool o el Manchester United, fallando en los momentos clave. Por último, la cascada de mirlos blancos sacados de la chistera por el galo parece que comienza a menguar. Nada le sale bien a le professeur.

Las dos F.A. Cups conseguidas en las pasadas dos temporadas aliviaron su situación, enmascarando la realidad. La afición, que antaño lo idolatraba, comienza a estar muy quemada. La luz que iluminaba a los gunners, poco a poco, se va apagando. Esta temporada Wenger se la juega. Él lo sabe y su rictus lo delata. Wenger no está para bromas.

Wenger y Mourinho, hoy por hoy, el yin y el yang, el día y la noche.

José Mourinho el United le ha cambiado la vida. El matrimonio Mou-Red Devils va viento en popa. Ambos se necesitaban. En Old Trafford desde el adiós de Ferguson, el banquillo estaba vacío de un verdadero líder. Por su parte, el técnico portugués, tras terminar de manera abrupta sus dos últimos proyectos -Real Madrid y Chelsea-, ansiaba llegar a un club que le proporcionara estabilidad.

Mourinho, que ha formado un equipo a su medida, está feliz, relajado, irreconocible. Reparte abrazos y sonrisas entre sus colegas de profesión y en las ruedas de prensa, en ocasiones, hasta habla de fútbol.

En la reunión anual de técnicos organizada por la UEFA en Nyon -es un foro que se viene realizando desde hace 18 años y que tiene a Alex Ferguson como embajador, y en el que los técnicos comparten ideas, hablan de fútbol y cenan con un buen vino- Mourinho transmitía esa felicidad.

 

Reparte tanto cariño, prensa incluida, que entra el último en la sala donde Ferguson se dispone a dar el discurso de bienvenida. Entonces, como cuenta en exclusiva José Felix Díaz en el diario Marca, se produce un hecho insólito. Pocos asientos libres quedan. Atrás, Mou divisa uno. El portugués se acerca y pregunta a la persona que está al lado que si se puede sentar ahí. "No, aquí no es posible". La respuesta deja atónitos a los presentes. Esa persona, que niega el asiento a José Mourinho no es otra que Wenger.

Una enemistad que viene de años

Wenger y Mourinho son enemigos irreconciliables desde hace 11 años. En la temporada 2004/05 Wenger prendió la mecha hablando del Chelsea, criticando su estilo de juego -"el Chelsea de Mourinho pone en riesgo el deportenegándose a tomar la iniciativa"- y haciendo de gurú afirmando que los dos tropiezos de los blues ante el Everton y el Charlton, "minaría su moral y se resentirían".

La respuesta de Mou dejó tiritando a Arsene. "Creo que (Wenger) es una de esas personas que es un 'voyeur'. Le gusta mirar a otras personas. Hay algunos tipos que cuando están en su casa, tienen un enorme telescopio para ver qué están haciendo otras familias".

A partir de ahí, Wenger jamás volvió a mirar a los ojos al técnico luso. El cruce de declaraciones entre ambos ha sido constante. El último episodio se dio en la rueda de prensa de presentación de José Mourinho como nuevo técnico del United. "Hay entrenadores que hace 10 años que no ganan. Si yo tengo que demostrar, imagina ellos", en una clara alusión al técnico del Arsenal.

Wenger, más vinagre que nunca

El técnico del Arsenal, Arsene Wenger, vive sus momentos más delicados en sus 20 años como entrenador gunner. Las voces criticas se han multiplicado en los últimos años y el francés afronta está temporada con muchos hinchas mirando con lupa lo que haga su equipo.

Wenger lleva más de 19 temporadas impartiendo clases en la Premier League y sus más de 1.000 partidos con el Arsenal lo convierten en una leyenda que llegó para poner patas arriba los cánones del fútbol inglés. Aportó color, alegría y dinamismo a un juego que aún estaba instalado en el blanco y negro. Su abecé futbolístico cambió por completo el rumbo de la Premier League.

Bajo su batuta, los gunners cambiaron de casa. Atrás quedó el viejo Highbury, donde cabían 38.000 personas, sin asientos, y fue momento de dar la bienvenida al nuevo hogar: el Emirates, donde el conjunto del este de Londres se embolsa por cada partido como local un millón de libras. Sin embargo, no todo fue un camino de rosas. Reventó la burbuja inmobiliaria, se multiplicaron por tres los costes de la urbanización del nuevo estadio y el francés tuvo que comprometerse con los dueños del club a clasificar al equipo para la Champions durante cuatro años consecutivos y, al tiempo, vender a una de sus estrellas al finalizar cada curso futbolístico.

Durante años, la afición se lo agradeció, pero de un tiempo a esta parte le han pedido más títulos y menos beneficios, y han surgido voces muy críticas desde las gradas del Emirates. Y no sin razón. Desde hace dos años, con el presupuesto ya cuadrado, Wenger dispone de unos 80 millones de libras cada temporada para retocar la plantilla a su antojo. Llegaron jugadores de la talla deÖzil o Alexis Sánchez, pero ahí se cortó el grifo.

Tras convertirse en una leyenda del Arsenal, el problema de Wenger es que no ha sabido reinventarse. Sus métodos de entrenamiento y su filosofía de juego son innegociables. Como parece que también lo es el hecho de caer por decreto en los octavos de Champions porque tu estilo de juego va como anillo al dedo a rivales tipo Barcelona o disponer una temporada sí y otra también de una lista interminable de lesionados.

Otro de los pecados de Arsene Wenger es el hecho de no saber aprovechar el mal momento de históricos como el Chelsea, el Liverpool o el Manchester United, fallando en los momentos clave. Por último, la cascada de mirlos blancos sacados de la chistera por el galo parece que comienza a menguar. Nada le sale bien al le professeur.

Las dos F.A. Cups conseguidas en las pasadas dos temporadas aliviaron su situación, enmascarando la realidad. La afición, que antaño lo idolatraba, comienza a estar muy quemada. La luz que iluminaba a los gunners, poco a poco, se va apagando. Esta temporada Wenger se la juega. Él lo sabe y su rictus lo delata. Wenger no está para bromas.

Wenger y Mourinho, hoy por hoy, el yin y el yang, el día y la noche.

 

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.