• Portada
  • España
  • Opinión
      • Alejo Vidal-Quadras

        Alejo Vidal-Quadras

        
        IMAGE
        Alejo Vidal-Quadras
        El universo paralelo de la política
        Sábado, 18 Febrero 2017
        Mariano Rajoy ha firmado la víspera del Congreso Nacional del PP un largo artículo en un diario de gran circulación...
      • Alejandro Cao de Benós

        Alejandro Cao de Benós

        
        IMAGE
        Alejandro Cao de Benós
        El superhéroe americano
        Domingo, 22 Enero 2017
        El robo como deporte es algo habitual en España y otros países. Recuerdo un funcionario del Ministerio de Asuntos...
      • Andrés Santo

        Andrés Santo

        
        IMAGE
        Andrés Santo
        La encrucijada del PSOE
        Miércoles, 19 Octubre 2016
        La crisis no solo se ha llevado por delante a millones de trabajadores y clases medias en nuestro país, que han...
      • El Aguijón

        El Aguijón

        
        IMAGE
        El Aguijón
        Odiadores profesionales
        Lunes, 02 Enero 2017
        Corría el día 2 de enero de 1492 cuando Isabel I de Castilla, con el apoyo de las tropas aragonesas de Fernando II,...
      • Enrique Area Sacristán

        Enrique Area Sacristán

        
        IMAGE
        Enrique Area Sacristán
        El antimilitarismo de la progresía
        Domingo, 05 Octubre 2014
        El antimilitarismo de la progresía es, como la mayor parte de las actitudes negativas, un implícito reconocimiento de...
      • Inma Sequí

        Inma Sequí

        
        IMAGE
        Inma Sequí
        Esta vez las campanas sonaron por ti, Iñaki Ellakuria
        Viernes, 23 Diciembre 2016
        Permite que me ahorre cualquier tipo de cortesía, Iñaki. Entre otras cosas, porque siempre me ha gustado ser...
      • Iñaki Anasagasti

        Iñaki Anasagasti

        
        IMAGE
        Iñaki Anasagasti
        Desterrados en su propia tierra
        Martes, 21 Febrero 2017
        El mes pasado presenté, junto a Josu Erkoreka, el libro editado por el IVAP: "Euzkadi, la guerra antes del Estatuto"...
      • Jordi de la Fuente

        Jordi de la Fuente

        
        IMAGE
        Jordi de la Fuente
        Elecciones: regalando idiotez
        Sábado, 19 Diciembre 2015
        Tan-tan-taaaan, tan-tan-taaaan, tan-tan-tan-tatáááááán... llegan las Navidades, llega la ilusión, llegan las...
      • Juan Vicente Santacreu

        Juan Vicente Santacreu

        
        IMAGE
        Juan Vicente Santacreu
        Justicia en España
        Viernes, 24 Febrero 2017
        Hay dos tipos de personas y "personos", los que creen en la Justicia y los que no creen en la Justicia, es decir, los...
      • María Jamardo

        María Jamardo

        
        IMAGE
        María Jamardo
        No aplaudo tu gesto
        Domingo, 17 Enero 2016
        No eres más mujer, ni mejor profesional, porque hayas decidido ser madre.
      • Miguel Bernad

        Miguel Bernad

        
        IMAGE
        Miguel Bernad
        Lo relevante de la sentencia del 'caso Nóos'
        Jueves, 23 Febrero 2017
        La absolución de la Infanta Cristina de Borbón, así como la generosa condena a Iñaki Urdangarín, estaban recogidas...
      • Nacho Toledano

        Nacho Toledano

        
        IMAGE
        Nacho Toledano
        'Cartas al vacío' de Gemma Serradell... Versos sobre nosotros mismos
        Lunes, 02 Enero 2017
        Sabemos que el valor no es aquella concatenación de gestos ampulosos y de palabras vanas a la que nos han acostumbrado...
      • Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        Ricardo Sáenz de Ynestrillas

        
        IMAGE
        Ricardo Sáenz de Ynestrillas
        De Fascista a Rojo: Ynestrillas se explica
        Viernes, 21 Agosto 2015
        Cambiar de forma de pensar es legítimo. San Pablo perseguía cristianos hasta la muerte antes de convertirse en uno de...
      • Salvador Sostres

        Salvador Sostres

        
        IMAGE
        Salvador Sostres
        La cárcel
        Viernes, 24 Febrero 2017
        Hay una España truculenta, resentida y vengativa; una España Puerto Hurraco, supersticiosa y negra, con el tic de la...
  • Sucesos
  • Identitarios
  • Sociedad
  • Finanzas
  • Gente y TV
  • MD Sports
  • Sexo
  • Vídeos MD
  • Hemeroteca
  • Descuentos

Vie02242017

Última actualizaciónVie, 24 Feb 2017 7pm

Miley Cyrus se lía y saca una ikurriña vasca en su concierto de Barcelona

miley-ikurrina

Sinónimo de escándalo. Britney Spears y Christina Aguilera lo intentaron antes que ella, pero ha sido Miley Cyrus, esa moza pizpireta anteriormente conocida como Hannah Montana, la que ha conseguido elevar la transformación escandalosa a la categoría de arte. O, como mínimo, a es primera división del pop que llena estadios de griterío, euforia y frenesí. Frenesí, en efecto, era lo que se palpaba ayer en la montaña de Montjuïc y lo que se apoderó del Palau Sant Jordi de Barcelona cuando empezó a sonar el "Do You Realize?" de los Flaming Lips y la cantante emergió de su propia boca –no literalmente, claro: una tobogán con forma de lengua surgía de un gigantesco retrato móvil de la cantante-, y frenesí era también lo que se desparramó sobre el escenario en cuanto empezó a sonar "SMS (Bangerz)".

Con ella llegó el escándalo, sí, pero también el desmadre: vestuario mínimo, bailarines disfrazados de animales de peluche, chándals de pedrería, dibujitos animados, electropop arrastrado y machacón y un griterío como hacía tiempo que no se oía en el Sant Jordi.. He aquí, rebotando entre ritmos gruesos, lo que algunos han tenido a bien llamar el "Pornodisney tour". O, dicho de otro modo: la asombrosa mutación de alguien que ha pasado de recorrer con recato los pasillos del instituto a exhibir carne, simular felaciones y, en fin, graduarse en procacidad y sublimar lo políticamente incorrecto. Y todo mientras unos globos de colores gigantes y parte del público, presencia paterna o autorización firmada mediante, daban a la estampa un aspecto un tanto siniestro. De niña a mujer, que diría Julio Iglesias, aunque a lo bruto y sin medias tintas. Una pirueta ejecutada ante un público que no acabó de llenar el recinto -serán cosas de los aforos, pero ese cuarto de pista vacío ofrecía un aspecto un tanto desangelado- pero que celebró cada movimiento de la cantante con ensordecedoras ovaciones.

Empezó el show y a la altura de "4x4" -sí, la segunda canción- la de Nashville ya había sacado al escenario a una enana con una careta de Britney Spears, se había restregado la entrepierna con un plátano hinchable, había azotado a uno de sus bailarines, había ondeado una ikurriña —quién sabe si desconociendo que se trataba de la bandera del País Vasco y no de la de Cataluña— y se había puesto unas gafas decoradas con la bandera rojigulada. Lo normal, vamos. O no. "Este no es un concierto normal", avisó la propia Miley para advertir al público que la actuación estaba siendo grabada para la cadena estadounidense NBC. Con "Love Money Party", donde apareció abriéndose de piernas encima de un coche dorado y cubierta con un microvestido de billetes, aún tuvo la delicadeza de colocar en la pantalla un irónico aviso de "Parental Advisory: Explicit Lyrics". Un chiste público para una gira en la que, salvo momentos más o menos íntimos como "My Darlin'" y "Maybe You're Right", es tremendamente explícita. Un delirante y colorista pastiche con el que la de Nashville no se anda por las ramas: en "Fu" luce de largo y dorado mientras canturrea al lado de un bicho gigante de peluche y, minutos después, escupe agua a los seguidores de las primeras filas, abraza a un peluche y se encama con su cuerpo de baile en "#Gettingright". Todo muy sutil, sí.

Desmadre a la americana para hacer fosfatina a Hannah Montana y encumbrar a Miley Cyrus como nueva sacerdotisa pop del exceso y la provocación. Una audaz y deliberadamente grotesca transformación de ídolo juvenil a aprendiz de mito erótico-festivo que se traduce sobre el escenario en un festival "fucks" y "shits" y de gestos supuestamente provocativos sacando la lengua a pasear. El ritmo, en este caso, es lo de menos. También cualquier amago de coherencia interna. De ahí que lo mismo coloque un gigantesco lobo de cartón piedra sobre el escenario para enmarcar "Can't Be Tamed", emplace al público a besuquearse al ritmo de "Adore You", se atreva con "Lucy In The Sky With Diamonds" de los Beatles y "You're Gonna Make Me Lonesome When You Gone" de Bob Dylan, o perpetre un asesinato a costa del "There Is A Light That Never Goes Out" de los Smiths.

Pero que nadie se escandalice, ya que eso es precisamente lo que busca Miley: pulverizar cualquier recuerdo de su pasado como estrella juvenil y renacer convertida en un Frankestein multicolor contrahecho entre guiños a Madonna, Beyoncé, Rihanna y Lady Gaga. El problema, claro está, es que no tiene ni el olfato pop de la primera ni el pedigrí de la segunda. Tampoco la carnalidad de la de Barbados ni la excentricidad de la autora de "Born This Way". ¿Qué es lo que queda, entonces? Pues poca cosa, la verdad. Una voz capaz de lucirse de vez en cuando -"Bangerz", con esa producción a un paso de la EDM, tampoco ayuda- y una pasión desbocada por la provocación y el escándalo. Nada nuevo en el planeta pop, es cierto, aunque con Cyrus adquiere un nuevo significado. Britney y Christina también lo intentaron, sí, aunque ha sido ella la que parece hacer dado con la tecla secreta que conecta éxito y escándalo.

Esta web utiliza cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia de navegación y poder ofrecerle contenidos o publicidad de su interés. Si continúa en la página, consideraremos que acepta su uso.